Remordimiento.

Aquella tarde tenía varios teléfonos móviles para reparar en su banco de trabajo. Los miró por encima: Un par de baterías que cambiar, una pantalla rota, dos o tres cambios de carcasa y poco más. Si se ponía a ello y no había complicaciones podría salir pronto de aquel cuchitril oscuro. Tras entregar los dos primeros se puso a desmontar el siguiente, protegido por una funda tan llamativa que solo podía pertenecer a una adolescente. Sí, aquella pantalla se había llevado un buen golpe y la carcasa de metal estaba rayada. Le colocó una pantalla nueva, la conectó y apretó … Continúa leyendo Remordimiento.

Permitidme que haga un poco de demagogia.

A veces pienso que esta sociedad está enferma. Ahora mismo hay personas jugándose la vida para ayudar a los demás. Personas como tú y como yo que han dejado la seguridad de su hogar para trasladarse a zonas en conflicto y trabajar como cooperantes, ayudando a los damnificados, o tratando de rescatar a los refugiados que cruzan el mar, o exponiendo sus vidas en muchas otras situaciones en las que sienten que son necesarios. Son gente anónima. Casi nadie habla de ellos. Los medios los ignoran, salvo cuando alguno de ellos es secuestrado o le ocurre una desgracia, y solo … Continúa leyendo Permitidme que haga un poco de demagogia.

Atrapado.

Eran sólo las tres y cuarto cuando entró en el túnel. Encendió las luces y redujo a ochenta, como cada día. Había poco tráfico. Un tipo con barba en un Mercedes blanco le pasó a gran velocidad por el carril izquierdo. Allá él, pensó, por mucho que corra se va a comer el mismo atasco que yo a la salida. A veces ocurría que el carril derecho iba más rápido y alcanzaba a quienes antes le habían adelantado en el túnel. El carril derecho era más seguro, incluso con camiones delante, y desde luego más tranquilo. Las luces de la … Continúa leyendo Atrapado.