El Carmen del destino (4)

Jaime reaccionó al estupor de Marcelo con una carcajada. Pronto empezaron todos a reír también, contagiados por su escepticismo, y el fatídico trance volvió a ser poco menos un juego inocente. El propio Marcelo se repuso del mal trago y empezó a bromear, nervioso aún, con el final inminente de su existencia que segundos antes le había puesto al borde del pánico. El alcohol, el cansancio, el afán de parecer más valiente que los demás o la pícara intención de asustar a las chicas para poder robarles un abrazo protector o tal vez un momento de intimidad, unidas a mi … Continúa leyendo El Carmen del destino (4)

El Carmen del destino (3)

Julia, siempre tan dispuesta, ayudó a Violeta a preparar los bocadillos mientras Manolo y Marcelo sacaban unas botellas de su equipaje. La cena estaba servida, solo faltaba que Jaime volviera de recorrer la casa y asegurarse de paso el mejor sitio para dormir. Reunidos en el salón, el alcohol empezó a circular sin freno y con su llegada temí que se multiplicaran las posibilidades de pisotear mi dignidad. -He descubierto arriba un par de habitaciones cerradas con llave. ¡Vamos a ver que hay dentro! ¿Quién me acompaña? El cansancio pudo más que la curiosidad, pero Jaime era de ideas fijas. … Continúa leyendo El Carmen del destino (3)

El Carmen del destino (2)

Poco os podría contar de Granada, a la que jamás he vuelto, pues mis tribulaciones me impidieron contemplar las maravillas de esa ciudad mientras nos dirigíamos a la casa donde nos íbamos a hospedar a aquellos días. Un autobús de línea nos llevó desde la estación de ferrocarril al centro de la ciudad y desde allí fuimos caminando a nuestro destino. Jaime no paró de hablar durante el trayecto sobre el Carmen del Destino, la casa que nos había conseguido gracias a los contactos de su familia. Alto, moreno de piel, de rostro anguloso y con un mentón firme que … Continúa leyendo El Carmen del destino (2)