La extraña vida de las palabras (3)

3. Respuestas. Más allá de toda esperanza había sucedido lo que yo tanto podía haber deseado en los últimos días. Esta vez no hubo frases correteando ni otros efectos, sino que de repente se encontraba ante mí un señor alto, muy alto, vestido con pantalón, chaleco y levita, prendas todas de un negro intenso que [...]

Anuncios