Sobre la marcha.

Los llaman trovos, troveros o algo parecido. Tienen la rara habilidad de componer poesías al vuelo. Prima la rapidez, la experiencia de encontrar la palabra justa en segundos y saber ponerla al final de una frase. Y compiten, rivalizan entre ellos, se lanzan frases envenenadas de rima imposible unos a otros, cual juglares en una justa donde las espadas riman en asonante. Los he visto hace ya mucho tiempo. Nada que ver con un rapero que improvisa. Ideas al vuelo, rimas afiladas, entrenada improvisación de talentos frustrados y condenados a folclores en decadencia.  Llevo tres entradas, cuatro con esta, en … Continúa leyendo Sobre la marcha.

Dudo, luego escribo.

¿No tendrá un punto de soberbia este oficio de escribir?  ¿No será que caemos en lo pretencioso, que nos volvemos fatuos y que, encumbrados en nuestra idea de lo perfecto, abusamos de lo necesario y nos perdemos en formas y figuras? ¿Acaso escribimos como hablamos? ¿Cuánto sobra de todo lo que escribimos? ¿Cuánto es adorno, cuanto se queda en la superficie, cuanto dice tanto para en realidad no decir nada? ¿Por qué me persiguen tantas dudas? ¿A qué tanta vuelta, tanta palabra rebuscada y tanto adjetivo inútil? ¿Dónde está lo justo? ¿Cuál es el término medio, la medida, la cantidad … Continúa leyendo Dudo, luego escribo.