De la ternura.


He aprendido a reconocer cuando sonríen mirando a los ojos de las personas.

El siguiente paso es aprender a hacer que sonrían.

Porque la ternura es el triunfo de la humanidad. Solo hay que dejarla brotar, como esas plantas que son capaces de romper el asfalto.

3 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s