Un mal libro lo tiene cualquiera.


Al fin y al cabo, ¿Qué es un mal libro? ¿Es malo porque no se vende? ¿Porque nadie habla de él, o al menos nadie habla bien de él? ¿Solo porque no te gustó el principio, porque no le diste una oportunidad, porque no quisiste seguirle los pasos a quien lo escribió?

Volvamos al principio. ¿Acaso no es cierto que se aprende de los errores? Yo así lo creo. Pero hasta ahora me limitaba a aprender de mis propios errores. Hay bastante material ahí,sin duda, pero ¿no es una estupidez despreciar otras fuentes de conocimiento?

Cuando era tan fácil. Estaba todo ahí, frente a mi. Un mundo lleno de intentos fallidos de los que se puede aprender, y mucho. ¿Acaso las flores no surgen, en última instancia, del sucio estiércol del que tratan de alejarse estirando sus tallos?

Después de esa experiencia he cambiado, leo de otra forma, pienso distinto. Es curioso como un mal libro en manos de un mal lector puede llegar a ser tan interesante. Solo había que ordenar las piezas y tratar de pensar como el que lo escribió, tarea siempre compleja aunque el libro lo haya escrito uno mismo….

Pero, entonces, ¿quė es un buen lector? Ahí hemos pinchado en hueso, ¿no? Mejor volvamos al párrafo siguiente.

Hola, compañeros. Estoy leyendo un mal libro. Una historia ramplona, previsible, mal medida, plagada de topicazos y de frases mal construidas. Sin embargo no lo he dejado. Sigo con el, y creo que esta lectura me aprovechará más que alguno de mis clásicos de cabecera. Tiene su explicación.

Lo es, como he aprendido a reconocer. Tanto tiempo buscando modelos, paradigmas, referencias, tratando de encontrar un orden, razones, sentidos, intentando adivinar estructuras, imaginar intenciones, pergeñar ese historia detrás de la historia… y solo conseguía empequeñecer, comprobar cómo ese mundo que rozaba con los dedos en realidad cada vez estaba más lejos.

Y resultó que el libro no era tan malo. O que el malo era yo. Habia orden en aquel caos, pero no el orden que yo esperaba. Habia errores, si, magníficos en algunos casos, pero yo estaba cometiendo otros errores al juzgarlo.

5 Comentarios

  1. Un mal libro es un mal libro y punto. Si bien es cierto que no podemos prejuzgar, hay escalas de medición de la mala literatura porque con ella está empedrado el camino hasta el infierno.
    Habiendo tantos buenos libros que leer, perder el precioso tiempo que destinamos a meternos en escuchar e indagar a otros me parece lamentable.
    Ahora bien… si el primer libro es tuyo (y voy por el noveno) y no ha tenido éxito en el sentido en el que se aprecia en la contemporaneidad, y yo creo que está bien -siempre es mejorable, para el ojo experto- nada ni nadie (un tópico divino este de “nada ni nadie”) me hará cambiar de idea y ahí queda para que en un futuro, lectores avezados lo lean y aprecien su calidad y su valor poético.
    Lu

    Le gusta a 1 persona

    1. Me parece a mi que podríamos estar hablando de Van Gogh un buen rato. Pero ¿cuántos Van Gogh quedan por descubrir? Inquietante. Cambio el foco.

      Un mal libro puede contener una buena historia, y tal vez sólo pasa que se cae por las formas. He leídos algunos.

      También puede ocurrir que un libro muy vendido/exitoso sea un truño. De estos también podria hablar, pero poco, no los aguanto más de veinte páginas.

      Mi interés está en los libros indie que merecen otra oportunidad. Quizás porque me es fácil empatizar con el autor. Sus errores suelen ser los míos. Y su ilusión tampoco es muy distinta. Te digo que ese no es tiempo perdido, o quizás yo le busco valores añadidos.

      Pero sobre todo me motiva una peculiar inversión: a falta de crítica sincera de lo que hago, la hago yo de lo que leo, y de ahí, siendo los errores tan parecidos a los míos, trato de aprender.

      No se si te vale porque lo cierto es que es bastante rebuscado, pero me cansé de buscar modelos en lo bueno, y puede que me ayude más encontrar paradigmas de imperfección sumergiendome en ella.

      Aparte de que todo ese esfuerzo perdido me causa respeto, me toca más la fibra leer a un vecino que alegrarle la cuenta corriente a un autor de bestsellers…

      Quijotesco que es uno…

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajaja.Tal cual.
        Los poetas somos indies en cierto aspecto. Tengo cinco libros publicados en e-book Amazon (y en editorial de autor, por mí misma, pero no los puedo enviar a España, de momento). Si alguna vez quieres leerlos ayudarías a una vecina de la sufrida República Argentina.

        Me gusta

  2. Calificar un libro de “bueno” o “malo” es como calificar de “buena” o “mala” una canción…o una pintura…o una escultura….
    Es “malo”…para quien? o “bueno” para quien?
    y…además…la definición de “malo” es la misma para mi y para el que lo calificó? Seguramente no.
    Es algo tan subjetivo que el ser humano…que simplifica por naturaleza…(eso es cosa del cerebro) y además es vago….también por naturaleza….(unos más que otros… esto ya depende de cada uno) prefiere guiarse por lo que diga otro en lugar de sacar sus propias conclusiones….y…si un crítico literario dice que es bueno…todos a comprarlo como “borregos” aunque sea un “ladrillo” que no vale ni para calzar una mesa coja. Es triste pero es así….y la culpa no es del crítico….A él le pagan por decir lo que le gusta y lo que no y, al margen de los intereses económicos que haya alrededor, que también influyen, no tiene la culpa de que le sigan tantos “borregos”…que necesitan que otros piensen y evalúen las cosas por ellos…
    No sé si me explico…🙄

    Lo quiero decir es que malos libros los hay a cientos…algunos de ellos seguramente son bestsellers…y me atrevería a decir que incluso clásicos de la literatura y buenos libros los hay también a cientos y no todos están a la luz…Algunos están incluso guardados en cajones llenos de polvo y sin encuadernar… 🥺😟….y eso quizá los haga más valiosos…

    Le gusta a 1 persona

    1. Sin duda, los cánones del arte no tienen una razón lógica y universal. Hay reglas, hay formas y hay modelos, pero intervienen mucho otras cualidades bastante más subjetivas. La definición de bueno o malo siempre tiene algo de personal.
      En cuanto a todos esos libros que no tuvieron su oportunidad, yo estoy convencido de que hay premios nobel de literatura en la papelera de más de un editor. Pero esto funciona así, el talento por si solo no es garantía de éxito, hay que acompañarlo de promoción, de hacerse un nombre (o tenerlo) o de dedicar más tiempo a otras cosas que a escribir.
      Pero así funciona esto.
      Vamos, que yo no paso de aficionado y bastante mediocre por cierto, me sentiría ridículo promocionando algo que se que no es bueno, pero me fastidia que haya tanta gente con talento que no pueda tener una oportunidad.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s