Buenas noches.


A ti que escribes, no me importa para quien, te deseo buenas noches.

Se acerca ya el sueño y con el vendrán quizás el pasado de un personaje, la escena que tanto buscabas, el verso descarriado que te anduvo esquivando toda la tarde y puede que, si aprietas los ojos y sueñas fuerte, fuerte, el final de esa historia que se te negaba.

Si ocurre, ¡no te levantes! Se perdería toda la magia. Los sueños de los escritores son asustadizos, está en su naturaleza, y por querer atrapar uno solo de ellos podrías perder todos los demás. Deja que fluyan. Volverán mañana.

Se acerca ya el momento, si, y mientras llega viene lo mejor. Porque ese territorio entre la vigilia y el sueño es donde mejor podrás sembrar ideas. Esa horita tonta que los demás se dejan robar por la tele o el móvil es, para nosotros, el germen de los cuentos, es donde afloran las imágenes y vuelven los recuerdos, donde la mente vuela pero todavía se puede gobernar.

Buenas noches, te digo, para que hagas que sean noches buenas. Aparca los problemas aunque sea en doble fila y se tu, solo tu. Despégate del mundo y piensa, recuerda, imagina, inventa, crea, trama, rima, construye… escribe sin escribir. Deja que fluya. La noche te lo devolverá en sueños.

Y puede que después esos mismos sueños, ya negro sobre blanco, nos hagan soñar a los demás.

Así, por esta increíble magia de los sueños, tus noches buenas darán muchas, muchas buenas noches.

4 Comentarios

  1. Yo vendí las ovejas porque a la hora de contarlas, siempre alguna como un mal pensamiento, descarriada estaba. Con Morfeo hacer las paces puede ser épico y de llegar a ver el amanecer antes de firmar el armisticio. A mi conciencia, directamente, camisa de fuerza y cuarto acolchado, en mi imaginación, o me da la noche con vete tu a saber el que. Así que mis buenas noches son de vuelta para ti y dejémonos de más cortesías o, esta noche, dormiremos menos que Alma por el diablo perseguida.

    Le gusta a 1 persona

  2. Un texto precioso para antes de dormir. Me quedo con este párrafo porque ¿coincidencias de la vida?, me ha recordado a la dedicatoria que aparece en la novela que estoy a punto de publicar: “Y puede que después esos mismos sueños, ya negro sobre blanco, nos hagan soñar a los demás.”
    Bona nit!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s