Cinco razones (diferentes) por las que tienes que escribir.


Ya se que no las necesitas pero, ¿quién sabe?

Tus historias tienen derecho a ser contadas.

Tu eres un suceso único e irrepetible en este universo. No entro en tus creencias ni en dimensiones trascendentales, siempre objeto de duda razonable. Tu mera existencia, tu historia, tu entorno, tu memoria, tus sentimientos y emociones, todo aquello que te define y te diferencia te convierte en un ser único. Y las historias que creas a partir de toda esa infraestructura también lo son. Si no las cuentas, se perderán, no llegarán a existir para nadie más, no tendrán ningún sentido. Se irán contigo.

Todos y cada uno de nosotros somos una oportunidad de mejorar que se da el universo. Haz que el intento merezca la pena en tu caso. Escribe.

Tu tienes un don.

No lo dudes, lo tienes. Te lo digo yo, que también lo tengo. De hecho, todos tenemos un don, una cualidad que nos hace especiales. En tu caso, y el mío, es tener la capacidad, y la voluntad, de escribir.

No entraremos en la cuestión de quien te ha concedido ese don. Yo sé de donde procede el mío, pero esa es mi propia y particular explicación, y es posible que a ti no te sirva. Dejémoslo estar, lo tienes, y da igual su procedencia.

Y no dudes que lo tienes. Puede que te compares con algún gran escritor y la experiencia sea frustrante. Puede que seas consciente de tus limitaciones, que sepas tus carencias y estés en proceso de mejorar. Puede que alguna mala experiencia te haya minado la autoestima. Puede que por estas o alguna otra razón te creas incapaz y niegues ese don.

Error. Esas dudas, esas inseguridades, ese deseo de mejorar o esas comparaciones con tus referentes son precisamente parte fundamental de tu don.

Porque escribir, perdona que te diga, no es como tener los ojos azules. No es una condición innata. Es algo que se aprende, que se trabaja, es un camino difícil, tan difícil como tú mismo quieras hacerlo, y cuanto más difícil más satisfacción te producirá.

El don de escribir no es el talento de escribir, sino perseguir ese talento. El único camino para conseguirlo.

Y como ocurre con cualquier don, quien lo posee tiene la obligación de desarrollarlo. En tu caso, de escribir.

Te mereces escribir.

Sin duda lo mereces. Porque escribir no es un medio, sino un fin. Si pensabas que escribías para algo o para alguien, habías errado el tiro. No se escribe para. Se escribe, y punto.

Piensa así, libérate de la finalidad, y serás feliz escribiendo. Escribir será un premio que te concedes, no un trabajo que te impones. Será algo con lo que disfrutas, no un sacrificio en aras de algún fin.

¿Te lo digo más claro? ¡Que le vayan dando por el culo a los lectores! Tu escribe por y para ti, porque te apetece, te gusta, te relaja, te motiva, te realiza, te llena, te hace mejorar, aprender, saber, conocer y disfrutar.

Nunca nadie te pagará lo suficiente, ni en dinero ni en reconocimiento, por tu esfuerzo. Dale un sentido liberando de esa finalidad. Escribe, por ti, para ti. Te lo mereces.

El papel es tu amigo.

¡que mala prensa tiene el papel! Que si lo aguanta todo, que si procede de árboles muertos, que si miedo al folio en blanco, que si tal, que si Pascual. ¡Tonterias! ¡Estupideces! ¡Milongas!

¿Alguien escucharía las cosas que le dices al papel? ¿Acaso te atreverías tu a decirselas? ¿En serio tienes a alguien que recoja todas tus lágrimas, o que haga eco de tus risas, o que aguante todas tus locuras, o que no se escandalice por tus ideas?

Solo el papel.

Porque estoy convencido de que no existe nadie a quien puedas confiarle todo eso que le cuentas a un folio. Y todo eso tiene que salir, porque si se queda dentro y no le damos salida de alguna manera, al final se enquista, se malogra, se pudre y daña.

Si no escribes te privas de ese gran amigo en el que puedes volcar todo aquello que no sabes, puedes o quieres decirle a nadie. Y el papel es además el único de tus amigos que sabe guardar un secreto.

¿En serio te puedes permitir el lujo de no escribir? Aunque solo sea para tus propios ojos, pero escribe. Es tremendamente sano expresar las emociones y sentimientos, y no solo por lo que supone de desahogo, sino también porque el esfuerzo de relatar algo que te sucede es de gran ayuda para superar o solucionar ese mismo asunto. Contar te ayuda a relativizar y a cambiar de perspectiva. Te muestra aspectos distintos. Te revela verdades que no hanias tenido en cuenta.

Usa tu cerebro.

Dice una vieja leyenda urbana que solo usamos el 30% de nuestea capacidad cerebral. A mi me parece una exageracion: desde la masificación del uso de internet y las redes, yo dudo que pasemos del 10%.

Pero cuando escribimos nos salimos de esa lamentable estadística. ¿No te ocurre cuando estás escribiendo que te aíslas de tal manera que te hablan y ni te enteras? ¿No exprimes tus recuerdos buscando una imagen o una idea, no te estrujas el coco buscando una palabra que rime, una vida para un personaje, un final para un relato?

Seguro que si. Cuando escribes estas poniendo a tope de revoluciones esa máquina que traes de serie y que sirve para algo más que separar las orejas.

Escribir es un soberbio ejercicio mental, y creo que no es menester recordarte que no creamos neuronas, sino que tenemos las que tenemos al nacer y punto, y esta en nosotros ejercitarlas y mantenerlas en forma.

Pero no es solo una cuestión personal. El cerebro es la máquina más maravillosa que ha dado como fruto la evolución, desde el big bang hasta hoy, y muy por encima de cualquier artilugio que la pobre tecnología del hombre haya podido desarrollar.

Tu cerebro es un jodido Ferrari comparado con los del resto del reino animal. Tienes dentro de tu cabezota la mejor creación de la naturaleza, con mucha diferencia, y ¿para qué lo usas? ¿Para reenviar WhatsApps?

¿No te das cuenta del tremendo desperdicio de capacidades que cometes si no escribes? Es como usar el Ferrari para cortar el césped.

Tienes que escribir, vas a hacerlo y, como resultado, vas a mejorar y te vas a sentir mejor.

Lo que no te puedo garantizar es que vayas a obtener nada a cambio pero eso… ¿A quién le importa?

10 Comentarios

  1. En este caso, disiento, y para nada lo siento. Me sobran las cinco razones y no me hacen faltan argumentos para escribir. Lo hago porque sí, o no lo hago; la imaginación me pinta como un buen autor y eso que en la realidad no paso de mal escritor. Me da igual, reírme de mi mismo, es mi condición y lo paso genial. ¿Si no escribiera estas tonterías como podría, al cabo de un tiempo, acordarme para volver a descojonarme de las mismas?

    Saludos ✋

    Le gusta a 1 persona

    1. Actitud sana y loable donde las haya esa de reírse de la propia estampa. La llevo a gala. De esta misma mañana:
      [Medico] – pues si que tienes un buen flemon.
      [Isra] – Las cosas se hacen, o no se hacen.
      Y así vamos…
      ¡Saludos y abrazos!

      Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias apañá (que se dice por aquí abajo).
      No creo que pueda dejar de escribir, nunca lo he hecho, aunque durante mucho tiempo no llegara al papel, pero ahí estaba. Lo necesito, como creo que nos pasa a muchos, es mi terapia contra tantas cosas…
      En fin, espero que sirvan estas ideas, como en sirven a mi
      Un abrazo!!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Reblogueó esto en "Tengo mi Paz"y comentado:
    Comparto este interesante entrada de Israel del Blog El Destrio (https://eldestrio.wordpress.com/) porque… como le he dicho a él…. ¡¡¡Se puede decir más alto pero no más claro….!!!

    Si te gusta escribir… escribe… escribe… escribe… Cuando te apetezca…Donde te apetezca… Para tí o para los demás… Sin prisa pero sin pausa… Sin buscar “likes” ni seguidores…efímeros… Sin pretensiones…. Sin ego… Sin limitaciones…. Escribe… Escribe… Escribe… y la recompensa llegará en forma de más y mejores escritos… para tí… y para todos los que de verdad quieran “vislumbrar” tu alma… 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. 👏👏👏👏👏👏👏👏👏

    Pues aquí no tengo nada que añadir…creo..🤔

    Suscribo todas y cada una de tus palabras!! 😀

    y….si soy capaz voy a compartirlo con tu permiso porque…. Se puede decir más alto pero no más claro!!! 😉🙃☺️😊

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias!! Y por supuesto que puedes compartirlo, no necesitas mi permiso, al contrario, me encanta que lo hagas.
      Ojalá así sirva de motivación y ánimo para más bichos raros como nosotros!!
      AbrazOTE.

      Le gusta a 1 persona

  4. Escribir tiene un gran inconveniente, es adictivo y no hay cura para esta lunática enfermedad. Lo de lunática lo digo por mí, cada uno sabe el motivo de sus hechos. Creo que saber usar la ironía te hace más llevadero el camino de la vida y también de la escritura, ya que podemos decir mucho sin dañar.
    Buenas noches.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s