Eres un bicho raro.


Lo eres. Te describo los síntomas:

Las personas de tu entorno no escriben. Al menos no confiesan hacerlo. Tu si lo haces. Mejor o peor, pero te gusta y lo haces. Que lo asumas el riesgo de confesarlo o no, ya es cosa tuya. El caso es que escribes. Eres un bicho raro.

Además, ellos leen poco. Bueno, en realidad todos se han leído el Quijote de oídas, y muchos se han obligado a si mismos a leer ese best seller que hay que leer sí o sí. Para tener tema de conversación, más que nada, porque ellos prefieren ver la película a leer el libro. Tu SI te has leído el Quijote, lees bastante y no necesariamente Best seller, y prefieres tu imaginación a la de cualquier director de cine de tres al cuarto. Eres, como digo, un bicho raro.

Hay más síntomas. Ellos hablan, por los codos, y tu observas. Y muchas veces callas, porque si dices lo que piensas automáticamente se forma un vacío a tu alrededor cual si te hubieras tirado un pedo horroroso, pues eso ocurre en las fiestas/reuniones/oficina/similares cuando uno utiliza palabras que no están entre las 3000 de uso común o cuando hilvana ideas que no son plagiadas de ese catecismo de la ramploneria que nos imponen las redes sociales. Al salirte de esa dictadura te conviertes en ¿que?

En un bicho raro.

Y aún hay más síntomas. La gente a tu alrededor presume de lo que hace, ya sea que laven el coche, que hagan petipuá, yoga o papiroflexia, que sean capaces de estornudar y eructar al mismo tiempo o que construyan Iglesias románicas con los alambres del pan bimbo. Tu, no. Lo tuyo lo llevas en silencio, y no por proselitismo o vanidad encubierta, sino porque lo has intentado alguna vez y te han dado la razón como a los tontos, pero cuando te das la vuelta las carcajadas llegan a Ganimedes.

Tengas uno o todos estos síntomas tu, amigo o amiga que escribes, eres un bicho raro.

Que tampoco está tan mal: ellos son simplemente bichos, y todavía hay clases.

12 Comentarios

  1. Pues si…. Yo también creo que estoy en ese grupo…. pero… además de los síntomas que mencionas hay otro más que no has puesto (creo) que seguramente vosotros también tenéis…… Si… Pienso…. y además…. “pienso demasiado”… incluso cuando estoy hablando con alguien o en alguna tertulia y la conversación me trae alguna idea… mi cerebro empieza a hacer conexiones… mis pupilas (iris incluido) empiezan a moverse a un lado y a otro (esto me lo han dicho… yo no soy consciente de ello) y eso significa que he desconectado de la conversación y yo estoy ya dándole vueltas al “coco”…jejeje…. Luego pueden ocurrir dos cosas…. que de repente me da por compartir mis pensamientos… y los oyentes “flipan” conmigo…porque a veces incluso doy en el clavo poniendo una “puntilla” a la conversación… casi siempre irónica… o que me lo guarde para mí porque considero que no merece la pena compartirlo….
    Es raro… raro…. ¿Verdad?
    Pues me da igual…
    Yo sigo a lo mío…..: Escribir… leer…. escuchar Música….observar…pensar… desconectar…

    Le gusta a 1 persona

  2. Me súper encanta, guaaajjjaa!!!
    (…)Ellos hablan, por los codos, y tu observas. Y muchas veces callas, porque si dices lo que piensas automáticamente se forma un vacío a tu alrededor cual si te hubieras tirado un pedo horroroso,(…)
    Así es.
    Bichejos rarunos al poder!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s