Un futuro distópico más.


Hipótesis de partida.

Una noche de primavera del año 2031 el objeto estelar ST2030-63 tomó contacto con la atmósfera terrestre. Lejos de desintegrarse como habían previsto los astrónomos, el Masurio que componía el meteorito resistió la fricción y vino a estrellarse contra el tejado de la fábrica de Playmobil en la isla de Malta.

La deflagración, siendo colosal, no habría pasado de ser noticia de segunda página de no ser por la inesperada reacción química del Masurio con el colorante E2536-A (con el que los afamados jugueteros lograban el pelazo rubio de la Playmobil motorista), que originó una onda expansiva tremendamente tóxica. A los pocos minutos esta onda devastadora había circundando la faz de la tierra, destruyendo a su paso cualquier atisbo de vida animal o vegetal.

Solo se salvaron los seres que volaban a mas de doscientos pies de altura, eso sí, siempre que llevaran uniforme azul.

Cuestiones.

¿Os imagináis un mundo poblado únicamente por pilotos y azafatas? 

¿Se extinguiría la especie o la proverbial promiscuidad de estos seres podría llegar a repoblar la tierra?

¿Quién haría las huelgas de controladores aéreos?

¿Se quedaría el baile de moda en una especie de demostración de seguridad, chaleco salvavidas incluido?

¿Qué infausto destino les podría esperar a los desgraciados que volaran con Ryanair?

Inquietante, ¿verdad? Os invito a dejar vuestros propios interrogantes a modo de comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s