Cuando viajas al futuro y te la pegas.


Creo que lo que más llama la atención sobre los viajes en el tiempo son las paradojas. Ya sabéis, cosas como el tipo que viaja diez años al futuro y se encuentra a sí mismo, y entonces ya sabe con seguridad que va a vivir al menos diez años más y se da a la mala vida o hace puenting sin cuerda. O ese otro tipo que viaja diez años al pasado y asiste a su propio entierro, y así descubre por qué el puenting es un deporte de riesgo. Ese tipo de cosas.

Pero a mi me va más la visión filosófica. Raro que es uno. El caso es que la filosofía no se ocupa mucho de esto, quizás porque es un tema en el terreno de la ciencia-ficción y le correspondería abordarlo a la filosofía-ficción. Y Nietzsche solo hay uno.

En fin, voy al meollo. La mera posibilidad de viajar al futuro nos colocaría en un universo determinista, en el que no habría espacio para el libre albedrío. Me explico: si viajas diez años en el tiempo, y compruebas que todo está allí, tú (más viejo), tu santa (más… ejem… más santa), tu pueblo (más moderno), tu coche (con tantos sellos de la ITV en el parabrisas que tienes que sacar la cabeza por la ventanilla para poder conducir), entonces es que eso tenía que ser así, y punto. Nada de lo que tu pudieras hacer mientras envejecías esos diez años (y tu pueblo, y tu coche, y tu san… bueno, esa no) cambiaría nada, porque todo estaba ya determinado.

Por tanto, si se pudiera viajar al futuro, y existiera ese futuro (fuera como fuera), implicaría que todo está escrito, que no existe la casualidad, que no tenemos capacidad para decidir, y eso lleva a tres conclusiones lógicas:

  1. Que no existimos. Ya lo dijo Descartes: pienso, luego existo. Y pensar es un acto de la voluntad.

  2. Que la historia completa del universo ya está escrita. Lo que no sabemos es por quien. Deseo ardientemente que no sea por Bob Dylan.

  3. Que tu santa es una anomalía en el espacio tiempo, no solo porque no envejece (o nadie tenga arrestos de afirmarlo), sino, sobre todo, porque no existe persona, mente, ser o entidad Divina, por determinista que se crea, que le diga a ella cuál es la forma correcta de doblar los calcetines.

Dicho lo cual, queda demostrado que no se puede viajar al futuro, ni siquiera prometiendo estar de vuelta antes de las once.

¡Nos vemos mañana!

¡O no!

Anuncios

8 Comments

  1. Bueno, yo he ido al futuro y ya se como acaba la historia de los vampiros, si hago un spoiler cambias el final y yo quedo como que he mentido. El futuro estaba escrito pero en el presente lo has cambiado y a mi nadie me creerá 😛

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s