Al bacronazo de M.Fuá.


Mi enfurruñado barón,

Colijo de vuestro enojo que mis últimos dardos no han errado el blanco: Ajos coméis, señoría.

No estáis ya para tales rabietas; vigilaos el pulso y tomaos la tensión, que a vuestra edad cada sofoco es otro paso hacia el camposanto. Cuidaos, ilustre, pensad que tenéis que durar al menos hasta terminar de pagar todas vuestras hipotecas.

Pues, ¿tanto os afrenta vuestra infidelisima baronesa? Pobre mujer, ¿Es que pensabais que su vida marital se podía reducir al frenesí que a vuestro caniche le produce la nocilla? Es de entender que a falta de pan, buscara alivio extramuros. Cierto que se haya pegado más viajes que el Juan Sebastian Elcano, mas no la juzguéis por sus excesos, sino por vuestras carencias. Cierto también que la ilustre dama ha pasado en los últimos años de estar de buen ver, a ser complicada de mirar, y al punto se comenta que de todas las señoras que pueda haber retratado el maestro Botero, es la única que ha salido favorecida. Más por mucho que ahora sea complejo de alcanzar el boquete, todo se logra con tiempo y una caña, ¿o acaso va a ser ese el asunto, que la caña se ha quedado en pajita?

Barón: ¿sabéis que existen pastillas para lo vuestro?

Pero, claro, ¡cuestan dinero! Y como sois fiel devoto de la virgen del Puño, mucho me temo que la simiente de vuestra estirpe os seguirá goteando en las zapatillas.

Pero no abjuréis de vuestro trapío. ¡Llevadlos con dignidad! Total, ¿que sería de la nobleza sin los cuernos? ¿Tendría Mónaco principado?

Los cuernos, ilustre, como los dientes son: duelen al salir, pero después se come con ellos. ¡Bien que presumís de esos bastardillos que recorren el orbe en su interminable y carísimo programa Orgasmus! Alegraos pues de su robusta condición, mal que sus genes sean de cualquier Julio Iglesias de tres al cuarto. ¡Y lo sabes!

Habláis de deudas. Sabes, ilustre, que para un noble deber es un deber. Pues, ¿qué habría de hacer uno si no? ¿Medrar? ¿Robar? ¿Malversar? ¿Prevaricar? O, en el más lamentable de los supuestos… ¿Trabajar?

¡Antes muerto! Todavía hay clases, mirusté, y si hay que pedir, se pide, y si Tita no tiene, vende un cuadro.

Y hablando de cuadros, que viene al pelo, terminaré esta misiva dándoos las gracias por despreciarme el molino. Pues con tal razón fuimos al predio a inventariar, y de paso a hacernos con la renta del mes que esas buenas gentes habían descuidado. ¡Almas sencillas y trabajadoras que ganan el pan con el sudor de sus muslos! ¿No habrían de cumplir! Si hasta nos invitaron a una degustación, y aunque no somos de pagar por la carne, siendo por la patilla no había delito ni falta en obsequiarse.

Estando en tales, como estos cosacos son muy de poner espejos en las estancias, les sobraban algunos retratos que echamos al maletero pues nos queda alguna cuadra sin decorar. Entre ellos, el de la bisabuela Hermengarda, que, estando tan polvoriento bien merecía una rociada de cristasol.

Más cuál no sería nuestra sorpresa cuando a la rociada bisabuela le dio por disolverse, que ella siempre fue muy disoluta, y dejó paso a un Sorolla, que aún no siendo un Goya, ha dado unos dividendos de la pó.

Siendo por tal que os adjuntamos algunas divisas que restañan nuestras deudas y bien os van a permitir pasar por una farmacia y haceros con unas viagras, y así ahorraréis en nocilla que por lo visto engorda más a quien se la unta que a quien la lame.

Daos por pagado, y a la sazón, por jodido. No quedo a los pies de vuestra santa porque estimo en mucho mi propia salud.

Suyo afectísimo…

Anuncios

9 Comments

  1. Jajajaja
    Me parto!!!
    Fíjate que acabo de decir que en breve os veo anunciando el duelo en la tapia del cementerio pero, eso fue antes de leer esto y me da que todavía hay esperanza…. Quizá acabe la cosa en una noche de parranda por las tabernas de la Cava Baja de Madrid y cuando llegue la “hora bruja”, también llamada “momento de exaltación de la amistad”, que todos sabemos que es al rallar el alba, os veamos por las calles fundidos en un abrazo y envueltos en un mar de lágrimas recordando vuestros largos (o cortos) años de amistad y porfiando ambos por asumir en vuestra persona la culpabilidad de vuestros últimos intercambios dialécticos!!! 😂😂

    Interesante está. Desde luego!! 🤣🤣🤣

    Le gusta a 1 persona

    1. Me parece que el Marqués
      seguro se apuntaría
      a “atravesarse” la piel
      en cualquiera madrugada,
      sea en la Cava Baja
      o en medio Carabanchel.

      No seré yo quien le de
      los abrazos deseados, más bien
      cuatro hostias le daré
      pa’ dejarlo idiotizado.

      Barón MF

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s