¡Una gran oportunidad para escritores sin recursos!


¿Acaso te abandonaron las musas? (Lógico, con ese desodorante que llevas…)

¿Tienes que recurrir a la guia de teléfonos para encontrar inspiración?

¿El miedo al folio en blanco ha llegado a tal extremo que no te atreves a ponerle papel a la impresora y hasta te cambias de acera para no tener que pasar por la puerta de una papelería?

¿Te falta la inspiración hasta tal punto que hay que hacerte El boca a boca para que puedas contestar algo en tus grupos de whatsapp?

Entonces tienes que asumirlo: ¡Eres un escritor sin recursos!

Tranquilo: lo tuyo tiene cura. En Historias a Medida encontrarás todo aquello que te falta: ¡musas! ¡Inspiración! ¡Y más musas! ¡Y más inspiración! ¿Tantas?

¡Más todavía!

¡Hasta aburrir, leche!

Allí descubrirás todo un mundo de lectores, si, has leído bien: ¡Lectores! (segun disponibilidad), que esperan con verdadera ansiedad tus cuentos/relatos/poesías/lo-que-sea sobre los temas que (¡esto es lo mejor de todo!) ¡¡ellos mismos te suministran!!

¡Deja ya de leer revistas viejas en la peluquería para inspirarte! ¡Olvídate de esa medicación (legal o no) que nunca te hace el efecto deseado! ¡Basta ya de darle conversación a tu pareja por si suelta por equivocación alguna idea válida! No pienses: ¡actúa!

¡Tira ahora mismo para Historias a Medida y encontrarás la solución definitiva a tu carencia crónica de ideas!

Si ya lo dijo Unamuno… ¡que inventen ellos! ¿Quien eres tú para contradecirle y pretender tener ideas propias? ¡Por favor! ¡Con lo que cansa eso!

¿Quien querría inspirarse pudiendo absorber? Historias a Medida está plagado de buenas ideas en espera de una nariz ansiosa y una pluma experta que las haga ficción.

Pero no tardes: escritores de todo el mundo acuden ya a cientos a Historias a Medida cual si de un Parnaso plagado de ninfas se tratara. Allí encuentran todo lo que necesitan para desarrollar la plenitud de su talento. Mira, si no, estos testimonios:

Si no llega a ser por Historias a Medida no tendría el Nobel ni de coña y tendría que seguir cantando y llenando estadios de mala muerte. Bob Dylan.

No hablo si no es en Plasencia de mi abogado. Belen Esteban.

N’butu, anda, acércate a Historias a Medida a ver qué encuentras para escribirme otro libro. Ana Rosa Quintana.

¿Tenéis algo para un guión con o sin psicoanalista? Woody Allen.

Que dice mi marido que qué hay de lo suyo. Isabel Preysler.

Pero, ¿qué haces todavía ahí leyendo? ¡Sal ahora mismo echando leches para Historias a Medida! ¡El tren solo pasa una vez ante tu puerta! ¿Vas a perderlo?

¿Si?

¿Seguro?

¿De verdad?

Está bien: Tu ganas. La verdad es que enderezar plátanos tampoco parece tan mal oficio.

Es tu decisión.

Un poco monótono, ¿no?

¿Te has planteado hacer de aspersor? Lo malo son los horarios, claro.

Bueno, lo que tú veas.

Tú mismo.

Pero no digas nunca que no te hemos avisado,¿eh?

Con lo que tú vales…

En fin…

¿Te he dicho que es gratis?

¿¿Como que “faltaría más”??

¡Habráse visto! ¡Anda y que te den…!

Anuncios

10 Comments

  1. Aún no hago click a el enlace y tengo tantas ideas sobre lo que pueda encontrar ahí.

    ¿ Qué será ?
    ¿ Quienes serán ?
    ¿ Es esto una locura ?
    ¿ Por qué necesito inspiración ?

    En serio, aún y ahora más con miedo que curiosidad pienso en el cambio de mis pensamientos al dar con ese blog, esto parece sacado de una serie de suspense, en donde el espectador se encuentra con esa puerta que no debe abrir, el sótano al cual no debes bajar o simplemente esa hoja blanca a la cual desvías la mirada para no enterarte la falta de inspiración, la falta de imaginación, la falta de vida para consumar todas las hojas blancas esperándote para ser tu primer libro de lo que desees escribir.

    Suenan los violines y uno que otro efecto (cosa que supe viendo en Youtube los mejores efectos sonoros en películas de Alfred Hitchcock) e imagino el cuchillo y la sensación de la carne abriéndose aunque en ese entonces la sangre en blanco y negro asustaba más que los pájaros infernales que desde su apacible soledad lograban conformar una letal bandada asesina.

    Entonces qué hago, siempre he temido todo tipo de película moderna y repleta de efectos visuales, (recuerdo The Ring, versión Hollywoodense y ya veo a alguien de ese blog saliendo por la pantalla del móvil para sentenciar mi vida eternizada en un pozo interminable de lectores, de comentarios y me paralizo, las ideas se alinean una tras otra pasando desaparecidas, no quieren ser objeto de esas miradas y esa sensación de ser parte de una serie televisiva llamada CSI donde un actor es policía, psicólogo, galán, matón, drogadicto y nerd.

    Bueno, veré qué más tarde si paso, esperando que hayan menos ansiosos lectores y críticos de buena calaña para alguna pequeña idea que teme pasar por el microscopio de sus emociones y comentarios.

    Gracias por el dato Israel

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya estas tardando. Tú podrías ayudar a solucionar la carencia de poesía que sufre este mundo, en este caso, teledirigida a los gustos y preferencias de quienes la necesitan, y así lo piden.
      Piénsatelo: no supone compromiso u obligación, solo disfrutar escribiendo para alguien que lo pide.
      Un abrazo!

      Me gusta

    1. El panfleto, el folleto y el tríptico son un género literario bastante peculiar e interesante. Aunque Joyce no se molestara en dedicarles un capítulo, yo creo que dan para mucho. Son tan antiguos como la propia literatura, ya los hacían en Roma para atraer las gentes al circo o en la Inglaterra victoriana para reclutar voluntarios en la Royal Navy.
      De vez en cuando apetece experimentar con cosas taras, y si es en tono humorístico, además divierte.
      Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      1. No te digo que no. Por otra parte, no pretendía ofenderte con mi comentario, y te pido perdón si por ventura lo he hecho, pues nada más lejos de mi intención. Por otra parte, sé que eres más instruido que yo en las hábiles lides de la pluma -sin ir más lejos, yo no he leído a Joyce-. Con la venia, quisiera participar en tu interesante proyecto literario. Para lo que nos podamos ofrecer, siempre tuyo, Javier.

        Le gusta a 1 persona

        1. Como me va a ofender! Al contrario, he utilizado ese lenguaje y esas formas con toda la intención! Aparte de que he sido comercial mucho tiempo (no usaba ese lenguaje!!!😂😂)
          No te preocupes! Tal vez sea que me he puesto tan “serio” en la respuesta que daba a entender otra cosa.
          Joyce: después de leerlo (Ulises, de corrido) descubrí que para lo único que me sirvió leer a Joyce es para poder decir que he leído a Joyce. Lo rentabilizo de vez en cuando en algún comentario, por demás, tiempo mal invertido. (Y ahora me correran a collejas).
          A lo que importa: Encantado de que quieras formar parte de HaM. Te añadiré como autor, con tu usuario de wordpress; recibirás una invitación que tienes que responder para darte de slta. Si no te llega, avísame, tendríamos que hacerlo por email.
          Un abrazo!!

          Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s