Historias a medida.


El otro día se me ocurrió ofrecerme para atender peticiones, escribiendo con mis cortas luces sobre temas que pudieran sugerirme. No esperaba que aquello se convirtiera en la cola de la charcutería, y cuando me disponía a ponerme manos a la obra me vino otra idea: Aquello podría servir.

Tengo un par de facetas interesantes: no me asustan las piscinas vacías, y creo ser bastante empático. Tan empático, que a veces cuando voy a encender un cigarrillo me dan ganas de llamar a tabacalera a preguntar como se encuentra el tipo de la foto.

Bromas aparte, me decidí a construir una piscina vacía, por si alguien más quisiera subirse al trampolín. Creé el blog que os presento ahora, Historias a Medida, como un lugar donde todos pudiéramos hacer lo que yo me proponía con aquella iniciativa: escribir para alguien.

Escribir para alguien.

Le encuentro bastante sentido. Normalmente escribimos sobre nosotros, nuestro entorno y experiencia, nuestras propias sensaciones, recuerdos o ideas. Lo hacemos mejor o peor, transmitimos más o menos, llegamos a más o menos gente. Creo que todos disfrutamos con ello, y que aspiramos a hacer disfrutar a alguien. Bien, todo esto va de esa segunda parte: pensar en el otro, en el lector.

¿Por qué no escribir PARA? ¿Por qué no abrirse a los que otros quieren leer, y trabajar sobre eso? Escribir no es solo decir, también es dar. Se puede ayudar a alguien que quiere leer sobre algo, que necesita unas palabras o que tiene sencillamente el deseo de sentir, disfrutar, pensar o imaginar sobre algo que le es suyo.

No se trata de la orientación a un mercado, género o sector concreto, ni de escribir al dictado, ni de tirar párrafos por encargo. Se trata de atender una necesidad, de escuchar al lector y devolverle su idea con nuestras palabras. Visto así, puede ser hermoso, y divertido.

La comunicación entre escritor y lector puede establecerse también partiendo del mundo de este último. Porque él o ella forman parte del proceso, y porque también importa lo que quieren, desean o sueñan.

Libertad creativa.

No creo que escribir para alguien tenga que coartar la libertad creativa. Al contrario, una idea ajena puede ser la chispa que desate la inspiración propia. A veces, cuando me planteo escribir, desearía saber sobre qué. Porque las ganas no suelen venir con una idea de serie, al contrario, muchas veces pierdo la intención porque me falta la motivación de tener qué decir. Puede que también os suceda.

He creído que Historias a Medida podría ser para el escritor como un escaparate de ideas, una cajita donde encontrar elementos de inspiración y poder escoger el que más apetezca o motive en cada momento.

Un lugar por el que pasar, mirar las peticiones que hay, y tal vez encontrar una persona, una idea, un motivo para escribir un texto. Libre, voluntario y sin compromisos. Sólo pasar y coger lo que más te gusta. Crear sobre ello, y publicarlo, bien el propio sitio o en el blog de cada uno, aunque idealmente en ambos, para estar seguros de que le llegue a quien lo pidió.

El pozo de los deseos.

Para el lector, Historias a Medida podría ser como ese pozo de los deseos donde se arroja una monedita y se pide algo. Salvo que en este caso es gratis, solo hay que dejar un comentario.

Solo hay que esperar a que alguien pase por allí, recoja el guante, y te sorprenda con una buena historia.

Creo que además de cumplir con la función básica que he descrito, este lugar puede servir para que nos comuniquemos más y mejor entre nosotros. Pienso que se puede adquirir cierta intimidad con alguien que te escribe, y con alguien para quien se escribe. Una intimidad distinta, que tiene que ver con empatizar, con ponerse en los zapatos del otro y darle, o recibir, palabras que compartir.

La mecánica.

Para el lector (o escritor/lector), hacer una petición es tan sencillo como ir a la página de peticiones y dejar un comentario con la historia que desea. Basta con sugerir un tema, o pedir un estilo concreto, o sencillamente dar una idea. No sabes quien (o quienes) podrán atender esa petición, ni cómo o cuando tratarán de sorprenderte con su texto.

No he querido establecer ningún tipo de norma o procedimiento. Creo que esto debe funcionar por sí solo y, si acaso, con el tiempo, establecer las normas que entre todos veamos necesarias para evitar que el tema se desvíe.

Por tanto, para el escritor todo es tan sencillo como pasar por esa página de peticiones, mirar los comentarios, y escoger aquella(s) petición(es) que le llamen la atención. Es conveniente dejar en ese momento un comentario en respuesta a la petición para que se sepa que alguien está en el tema.

Pero creo que no se debe limitar el asunto a una sola respuesta: si alguien más se ve atraído por una petición que ya se ha asignado otro escritor, tanto mejor, que deje también su comentario y el peticionario tendrá más qué leer.

Lo lógico es publicar los textos en Historias a Medida, pero también en el blog personal del escritor; este conserva todos sus derechos de propiedad intelectual, únicamente publica su texto en otra plataforma. Si tiene derechos registrados, clausulas al uso y demas que incluye en las entradas de su blog, puede y debe incluirlas también en los textos que publique en HaM.

La única limitación, impuesta por el propio sistema, es que para publicar en HaM hay que registrarse en el blog como autor. No requiere ningún trámite, solo ser ya usuario registrado de wordpress. Me encargaré personalmente de añadir como Colaboradores del blog a quien vea que anuncia que va a atender una petición; de esta forma, podrá publicar entradas en el blog cuando y cómo quiera, y tendrá acceso total sobre las entradas que publique (editar, comentar, borrar, gestionar los comentarios, etc.).

Me atrevo a recomendar que en las entradas que se publiquen en HaM en respuesta a peticiones se incluyan dos elementos:

  • El nombre de quién pidió el texto, junto con un enlace a su blog. De esta forma, al incluir el enlace, wordpress le notificará automáticamente que se ha publicado la entrada y podrá venir a leerla.
  • Un breve texto, mejor al final, incluyendo la petición original y los comentarios explicativos que se quiera hacer. De esta forma, quien lea la entrada sabrá qué se pidió, quien lo hizo y todos los detalles que se quiera incluir sobre el making off del texto

 

Ruegos y preguntas.

Mas que rogar, os pediría que acogierais con agrado esta iniciativa. Que me ayudarais a difundirla y que pasarais de vez en cuando por el sitio a pedir, o a dar.

Espero que reine el clima social que todos conocemos bien de nuestro mundillo de escritores. Se trata de agradar, de respetar, y también de brindar palabras que puedan ser útiles para los demás.

Creo que la medida del éxito de cuanto podamos hacer con esta idea será la cantidad de veces que podamos leer las palabras “muchas gracias” entre los comentarios.

Los buenos actos siempre tienen su premio. HaM puede ayudar a que nuestros escritores sean más conocidos, y seguro que mejor reconocidos. Los seguidores de este blog llegaran a ellos, se interesarán por sus blogs y leerán lo que allí escriben. Trataré de mejorar el sitio poco a poco para que los colaboradores tengan un espacio propio, donde se presenten, muestren sus creaciones y se comuniquen con los usuarios. De momento, hay que arrancar. Pero nunca doy un paso sin saber cual será el siguiente.

Termino con lo más importante. Creo que es bueno escribir algo para alguien que desea leerlo. Escribir pensando en otro, leer un poco entre líneas su petición y pensar en lo que realmente necesita, piensa, le apetece o desea. No se trata de especular sobre los demás, sino de ponerse en su lugar y ofrecerle lo que, desde esa perspectiva, nos agradaría poder leer.

Creo que construir historias a medida puede ser divertido. Ojalá así sea.

Muchas gracias a todos.

 

10 Comments

  1. Muy buena idea!!! Yo no me veo capacitada para escribir a medida o bajo demanda…. Creo que es muuuuy complicado para mi pero…. me pasaré a leeros y a hacer peticiones…. Para eso sí tengo imaginación suficiente… Jeje

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s