Hoy he quedado, ¿sabes?

¡Hola Fanny! Hoy he quedado en un sitio que es súper. Ayer me pidió papá que le llevara porque ya sabrás que tiene su Bentley en el taller, y total, ya que iba a llevarle me quedé a acompañarle. Yo no sabía de qué iba todo eso y ya pensaba que iba a perder la hora de la manicura francesa por una tontería, ¿sabes?, pero… ¿te puedes creer que estuve todo el rato alucinando?¡Es la caña! ¡Me lo pasé súper, súper, guay! Y papá me dijo que hoy tiene que volver, así que… ¿Quieres venir? ¡Yo estoy deseando! Vamos, que tengo unos nervios que no me entran ni los leggings ¿sabes?.

Mira, te explico de que va esto: es como una sala grande, llena de sillas y cuadros y cosas, ¿sabes? un sitio como ese donde fuimos a ver lo del rey León… ¿Te acuerdas Fanny? ¿Cómo se llamaba? ¡Eso! ¡Un teatro! Pero no era tan grande, era pequeñito pero muy cuqui. Pues tú vas allí y te sientas y ves todo el espectáculo. Hay como un escenario que esta súper cerca, y que yo creo que es la zona VIP o algo, y ahí se sientan unos hombres vestidos de negro, como Batman pero cuando va de Batman y no cuando va de chico guapo, y además sin careta, ¿sabes?, y la verdad es que todo el decorado y el vestuario son de época, todo muy vintage, no me extrañaría que les dieran un grammy o un óscar o algo parecido que haya para estas cosas por lo bien ambientada que está la representación.

Hay un señor que está en el centro de todo con una capa súper fashion. Ese casi nunca dice nada pero se ve que es el que manda; yo creo que debe de ser el public relations del local porque esta allí con todos los VIPs controlando y tiene hasta un martillito para llevar el ritmo o algo. El caso es que no hay música, pero da igual, él tiene su martillito y punto.  Y luego están unos cuantos más sentados enfrente unos de otros, y hay como una vallita muy fashion delante del escenario. Y todo esta tan bien montado que, fíjate,¡tienen hasta un par de chicos de uniforme para acompañar a los que entran y salen del escenario!… ¿te lo puedes creer? ¡Es como si el portero de Pachá te acompañara hasta la barra! ¡Qué pasaaaada!

Pero lo mejor de todo está en las primeras filas ¿sabes? ¡fa-mo-se-oooo! ¡Siiii! Hay gente super guaaaaay allí sentada, ¿sabes? Mira, ayer estaba el papá de Tanita, ese que fue concejal o algo parecido, ¿sabes quien te digo? ¿No? Joder, hija, el del Porsche Cayenne rojo. Sí, ese. Se ve que debe ser muy listo, o que lo tienen allí como asesor, o consejero, o manager o algo, porque de vez en cuando los otros de negro van y le preguntan cosas. Ese estaba sentado justo al lado de papá, en la primera fila, por supuesto. Ya sabes que papá conoce a mucha gente importante y siempre consigue buenas entradas.

¡Ah! Y estaba también la pelirroja aquella que siempre iba de Gucci, ¿te acuerdas? La que trabajaba el despacho de al lado al de papá. Sí, esa, esa, la que era tan requetepija que hasta el pipí le olía a Chanel. Pues esa, chica, no veas que bochorno… A mitad del espectáculo ¡va y se echa a llorar! Mira que yo no estaba entendiendo esa parte de la obra, pero creo tampoco era para tanto, ¿sabes? Pues como te digo. Los de uniforme la tuvieron que sacar de allí para que le diera el fresco o algo. Y fijate como la verían de triste, que los chicos ¡hasta le regalaron dos pulseras como de plata!, ¿sabes? Oye, y ¡con una cadenita y todo! Me pareció super fashion, en cuanto pueda voy a Tiffani’s o a Tous o a la primera joyeria de guardia que encuentre a comprarme unas igualitas, ¡seguro que son tendencia!

Pero además ¡es que no te puedes perder quien estaba sentado al otro lado de papá! ¡El papá de Piluquita! ¿Cómo que no sabes quien es? ¿Es que ya no compráis el Hola en casa? ¡El que era ministro! ¡Ese, ese! ¿Te acuerdas cuando fletó un jet privado para que todos sus amigos fueran a Roma a su cumpleaños? ¡Fue la comidilla de toda la Moraleja! Pues allí estaba, sentado en todo el centro de la primera fila, y no se perdía ni un detalle de la obra ¿sabes? ¡Fíjate que hasta cogía apuntes y todo! Iba cargado de papeles… Mira, yo creo que ese hombre está tan ocupado que tiene que llevarse trabajo hasta al teatro. Es una pena, pero, chica, cuando ves el nivelazo que lleva Piluquita entiendes perfectamente que su papá trabaje hasta cuando va al teatro ¿sabes? No derrocha, no: ¡Lo siguiente! El otro día me enteré de que ha vuelto a operarse las bubis, de verdad, de verdad, como siga así no va a caber ni en los ascensores, jejejee.

La verdad es que todos los de la primera fila llevaban papeles. Hasta papá. ¡Hay que ver cuánto trabajan todos! Pero tu y yo no vamos a quejarnos, ¿verdad? Aunque da un poco de penita, si. El pobre papá venía muy triste al final; Hija, papá es de los que llora en las películas, ¿sabes? y se ve que se emocionó con la obra o algo. Después se volvió al trabajo en el Ayuntamiento y ya no he vuelto a verlo. Yo como estaba pendiente del cotilleo la verdad es que no me enteré del argumento, ¿sabes?, pero creo que debía ser un drama o algo peor.

Por eso no te he hablado de la obra, chica, aunque la verdad es que eso es lo de menos. Es cómo la ópera, ¿sabes? que no te enteras de nada pero lo interesante está en los palcos. Allí hablan unos, después hablan otros, se preguntan cosas unos a otros y así están todo el rato. Todo muy aburrido. Y se hace largo, ¿sabes?. Yo creo que deberían meter un catering o algo para animar la cosa. Pero por otra parte de ahí sacas material para estar cotilleando toda la semana y… ¿Fanny? ¿Estás ahí? ¡Fanny! ¿Me escuchas?

Ti-ro-rí. Ti-ro-rí. Movistar le informa que este teléfono tiene actualmente las llamadas restringidas. Llame al 1489 para abonar las facturas pendientes y reactivar el servicio.

Anuncios

3 Comments

  1. Real como la vida misma… si quitamos la manicura, la pedicura, el móvil y el famoseo a todos esos petardos de la jet set, ya sean de los de siempre o advenedizos, encontramos que la vida para ellos es sólo teatro. El día que estén en la cola del paro no les quedará más remedio que entrar en el teatro de la vida y actuar…
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso creo yo. La corrupción es tan deslumbrante como delito que oscurece otros aspectos colaterales del asunto, como por ejemplo vivir en mundo de color de Rosa sin preguntarse de donde proviene el saldo de la Visa.
      En clave de humor, pero con su carga de lluvia ácida.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s