¿Por qué? Para servir.


Como sabéis formo parte del proyecto Textos Solidarios junto a más de cien personas, una aventura cuya finalidad es publicar el libro “El mundo en tus manos” y con ello tratar de ayudar a la labor de Médicos sin Fronteras.

Bueno, esto ya lo sabréis, pues muchos de vosotros sois compañeros de viaje. Buenos compañeros. Muy buenos, la verdad.

Hemos hablado mucho de este proyecto en el último año, de la idea, de los avances, de todos los aspectos. Pero no lo hemos hecho tanto tanto del por qué, de la motivación que nos ha hecho a cada uno ser parte en él. Y es importante. Quiero hacerlo ahora, y quiero invitaros a que lo hagáis en vuestros blogs. De paso, al hacerlo ayudaremos a que el proyecto sea más conocido: hay que hacer ruido, ¡El libro saldrá pronto!

Yo nunca había formado parte de algo así. Digamos que ayudaba, como podía, a mi manera. Ecléctico. A impulsos. Inconstante. Con buen fondo, si, porque me gusta ayudar, pero no por sentirme bien, sino por hacer que alguien se sienta algo mejor.

Vaya, hay algo de autosatisfacción en todo esto, ¿por qué negarlo? Saber que has hecho algo útil, sentir que te acercas a lo correcto, que puedes ser mejor persona.

Pero no es lo fundamental. No, no va de eso. En mi caso, está ese pellizco en la conciencia, esa especie de culpa por acostarte cómodo y satisfecho cuando hay muchas personas que no pueden hacerlo. Personas que no tienen ninguna oportunidad cuando uno, por mucho que pueda quejarse, es un privilegiado cuyos “problemas” serían todo un sueño para quienes tienen verdaderos problemas.

Y esta también y sobre todo lo que yo llamo la balanza interior. Hago examen de conciencia, cada noche. Sé que es un concepto intrínsecamente cristiano, pero bien podría ser universal, con solo sustituir “pecado” por “algo incorrecto”; Ya está, no es más que eso, es solo terminología: hemos pasado de la fe a la ética cambiando solo una palabra. Porque el balance es el mismo, se crea o no.

Y mi balanza necesita mucho peso en uno de los platillos. Jamás podré reparar todo el daño que he hecho en mi vida; por más que quisiera es imposible volver atrás para hacer las cosas de otra forma. Pero al menos puedo tratar de poner más carga en el haber, de devolverle algo de equilibrio al universo haciendo que mi existencia deje un rastro algo más digno en este mundo. Para eso nunca es tarde.

Es común leer que hay que vivir cada día como si fuera el primero, que hay que aprovechar cada instante porque es único e irrepetible. Yo lo creo firmemente.

Pero también pienso que al acostarse hay que analizar cada día como si hubiera sido el último. Que hay que preguntarse qué ha sido mi vida hasta hoy, para qué ha servido, qué he dado, y echar cuentas para ver si mi día de hoy ha hecho que el mundo sea un poquito mejor, o un poquito peor. Si esas veinticuatro horas han servido de algo.

Servir es mi gran motivación para estar en Textos. Porque da igual como yo me sienta, lo importante es cómo se sienta el mundo, gracias a mi, o por mi culpa.

Servir. Una de las palabras más hermosas y a la vez más denostadas de nuestro idioma. De ella se derivan siervo o sirviente; se asocia con ser inferior, con someterse y con obedecer.

Y sin embargo os digo desde lo más profundo de mi ser que es maravilloso servir.

Anuncios

19 Comments

  1. Comparto contigo el sentimiento Israel, para mí ha sido una emoción muy grande poder de alguna manera llegar a ese lugar donde tanto nos necesitan y confieso que he sentido frustración por estar tan lejos y no lograr brindar mi ayuda.
    Imaginar que unas letras podrían ser un puente para alcanzar esa mano suplicante y de alguna manera dejar una sonrisa y un abrazo, no tiene precio.
    Gracias por todo y por tanto.
    Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Fran, es el mail que hemos mandado a todos los autores para tener constancia de que ceden sus derechos de autor de su texto; con todos ellos haremos una cesión global a perpetuidad a Médicos sin Fronteras; se esta forma se garantiza que todos los ingresos por derechos son para ellos.
      No podemos contestar a todos esos correos recibidos, pero están (casi) todos ya y no ha habido ningún problema.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s