Con comentarios.

Nunca agradeceré lo suficiente el esfuerzo que dedicáis a criticar mis entradas. Y no va con segundas: gracias a ellas voy mejorando.

De hecho, creo que merece la pena que leáis los comentarios incluso más que los propios textos. Porque ahí hay conocimiento y la posibilidad de aprender de los errores ajenos, en este caso los míos.

No es que mis entradas sean un ejemplo de nada. No. Se trata de las correcciones y mejoras que habría que hacerles. Y eso puede ser útil para todos.

No sé cómo va ahora el sistema educativo, pero en mis tiempos hacíamos muchos comentarios de texto, y se aprendía mucho con esta técnica.

En aquel caso se analizaban grandes textos y se trataba de averiguar cómo se habían escrito, que querían decir en realidad, que recursos de estilo se habían puesto en práctica y cosas por el estilo. Literatura con mayúsculas.

En mi caso los textos son… como son. Pero lo interesante es ver en esos comentarios como podrían haber sido, los errores de ortografía o de estilo, las carencias, las posibles mejoras… A mí me sirven de mucho, son el maestro que no tengo, y creo que también os pueden servir a los demás, al ver arder las barbas de un vecino.

Por eso insisto tanto en que critiquéis con total libertad todo lo que hago. No voy a molestarme, ni a discutir, al contrario, es una ayuda de gran valor incluso cuando no se está de acuerdo.

Y creo que sé apreciar el riesgo que supone criticar algo cuando lo fácil es callarse o limitarse a darle a un botoncito.

No critiquéis nunca a nadie que no os lo pida antes, pero cuando es el caso es el mejor regalo que podéis hacer: enseñar.

Muchas gracias a todos mis queridos críticos, los de cabecera y los que se animan de vez en cuando. Y a todos en general: ¡No os perdáis sus comentarios! Son una magnífica oportunidad de aprender.

Anuncios

6 Comments

  1. Un tema complicado lo de comentar y sobretodo lo de “criticar” y lo entrecomillo porque siempre se ve cómo algo malo pero no podemos olvidar que hay críticas buenas o mejor dicho, constructivas.
    Aún así, como bien dices, es mejor hacerlo si antes te lo han pedido. Yo no soy de criticar prefiero callarme puesto que puede dar lugar a ofensa, simplemente lo que no me gusta no lo comento. Pero también es cierto que cuando tienes cariño por alguien (aunque no lo conozca) no puedo mantenerme en silencio si se que con la crítica puede mejorar. Es tu caso y el de unos pocos más con los que me tomo esta licencia.
    En mi caso, pues soy como tú, me gustan los comentarios, las opiniones, los debates y también las críticas: entiendo que pueden ayudarme mucho.
    Besacos, Israel😘

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s