Solace.

Como otros millones de personas, yo no conocería a Scott Joplin de no ser porque un tal Marvin Hamlisch arregló algunos de sus temas a instancias del director George Roy Hill para la banda sonora de El Golpe (The Sting).

Scott Joplin (1868 – 1917) fue el rey del Ragtime, un estilo que tiene sus orígenes a finales del XIX en las comunidades afroamericanas de St. Luois. Joplin, músico de formación clásica tuvo en sus comienzos… ¡Qué demonios! Miradlo vosotros mismos en la wikipedia, que yo voy a lo que importa.

De entre las composiciones de Joplin, de las que soy un fiel consumidor, mi favorita es esta:

 

Solace es Ragtime, pues no le falta ese ritmo sincopado, y es Joplin, pues tampoco carece de esas dos, tres o cuatro sencillas melodías pegadizas que son el armazón habitual de sus composiciones.

Pero Solace es más. ¿Es tango? ¿Es habanera? No sabría decirlo, pero por ahí detrás hay raíces latinas que le dan carácter, y también ese aire melancólico. Es un rag más lento de lo habitual, aunque hay versiones por ahí donde el pianista de turno confunde la velocidad con el tocino, pero no es esta una pieza para demostrar virtuosismo, sino sensibilidad.

No me extiendo más, os recomiendo que disfrutéis unos minutos de esta pieza musical antigua y pasada de moda porque no va de silabear adverbios ni anima a ser feliz en grupos de a cuatro, pero que al menos puede proporcionar una sensación agradable al oído.

Anuncios

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s