El Peris.

Hay días en los que uno desearía saber escribir bien. Porque hay días como hoy, días tristes en los que encuentras que tienes algo importante que decir: Esta mañana echaba en falta una poesía y después me he enterado de que ya siempre echaré en falta a quien las escribía.

Poco sé de El Peris, muy poco en realidad. Para mí es una presencia muy entrañable, palabras cotidianas que despiertan mi curiosidad y siempre terminan arrancándome una sonrisa. ¡Qué difícil es eso! Porque El Peris parece coger la página de sucesos y sacarle punta a cualquiera de las noticias, pero sin meterse en jardines ni hacer moralinas, solo contándote esa historia a su manera, con su particular vaivén de asonancias, siempre con ese barniz tierno y bonachón que, pese a lo sórdido que pueda ser en realidad el asunto, te deja un regusto agradable y simpático al leerla.

Es imposible no sentir afecto por alguien que te hace sonreír todas las mañanas.

Poco sé de él, aparte de esta foto que he cogido de su blog, seguramente de un fiel compañero, y de lo que he leído allí mientras cometía ese pequeño robo. Ya puestos, quería volver a leer algunas de sus historias, sonreír con ellas pese a todo, sonreír una vez más como quien saborea algo que no volverá a ser, como quien disfruta de nuevo de algo que ha sido.

Tampoco sé mucho de lo que hay más allá. Pero sí se de algo que trasciende a la vida, y es el rastro que dejamos en este mundo. El Peris nos ha dejado en ese blog un rastro hermoso, tierno y sincero, agudo y fino por encima de la apariencia, despojado de pretensiones y amaneramientos, y cargado de ideas, sonrisas y buenas intenciones, un rastro que merece la pena recorrer de nuevo para seguir manteniendo vivas todas sus palabras.

Os lo recomiendo. Será un paseo agradable, una lectura carga de ternura, en el más puro y limpio sentido de la palabra, y sobre todo una muestra de aprecio y respeto por alguien de quién, aún conociéndole tan poco, yo me atrevo a decir que era una buena persona.

Espero que me hagáis caso. Si es así, si vais allí a leer de nuevo las poesías de El Peris y os hacen sentir alguna de estas emociones de las que hablo, entonces no dudéis en darle al “me gusta”. No será un gesto inútil: es posible que tengan wifi en el cielo.

 

 

 

Anuncios

12 thoughts on “El Peris.

  1. Un pequeño favor, no dejéis aquí comentarios ni le deis al me gusta, hacedlo en cambio en el blog de El Peris, en su última entrada, donde puede que su familia los vea y sea para ellos un pequeño consuelo en estos momentos tan duros. Muchas gracias!

    Le gusta a 2 personas

    1. Si, Fran. Este es el mensaje que ha dejado “dias de alquiler” en su ultima entrada:

      “Hola:

      La familia de El Peris nos ha pedido que compartamos la noticia de su reciente partida y que agradezcamos de su parte a todas las blogueras y blogueros su apoyo y su constancia a David.

      De nuestra parte, te echaremos mucho de menos. Descansa en Paz.”

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s