Donde se encuentra, pero no lo que se buscaba.

-Marcia, ¡dime donde estáis!

-Le estamos siguiendo por Lake Shore en dirección Norte.

-Escúchame, ya tenemos algo: Steve y yo vamos camino del edificio donde habéis estado. Había un despacho a nombre de la ADM.

-¿Qué es la ADM?

-Una asociación secreta de druidas. Vamos a rastrear a fondo ese lugar. ¡No perdáis de vista a Ewans!

-Ok, jefe.

Al cabo de unos minutos Sherman y Steve llegaron al edificio de Cottage Grove. La vieja puerta del despacho no fué un obstáculo para los hábiles dedos de Sherman. Dentro encontraron un cubículo con algunos muebles viejos y cubiertos de polvo y un par de estanterías con archivadores. El registro fue rápido y exhaustivo, pero no encontraron más que papeles inútiles. Ningún indicio de la ADM.

-No hay nada, Sherman. Esto está abandonado desde hace siglos.

-Entonces, ¿por qué vino aquí ese fulano?

-Tal vez a llevarse algo; lo que quiera que fuera ya no está aquí.

-No sé, Steve, puede que no hayamos mirado bien. Sube bien esa persiana, vamos a echar otro vistazo.

Steve tiró de la cuerda un par de veces, pero estaba atascada. Al tirar con fuerza por tercera vez la cuerda decidió finalmente jubilarse y la persiana cayó con estrépito, dejando el despacho totalmente a oscuras.

-¿Estás bien, Steve?

-Sin novedad, jefe; la maldita persiana se ha jodido en el peor momento. Espera un poco, voy a encender la luz de mi móvil.

Sherman no contestó al instante, pero de pronto le pareció ver un brillo que le llamó la atención.

-¡Espera, Steve! ¡No enciendas eso!

Esperó unos segundos a que sus ojos se acostumbraran a la oscuridad y entonces pudo percibir el resplandor difuso que provenía de una etiqueta en la camisa de Steve.

-¿Qué es eso que brilla en tu camisa?

-Puede ser la etiqueta, no sé… ¡Joder! ¡Infrarrojos, jefe!

-¡No me jodas! Entonces tiene que haber una cámara por aquí…

Tras unos minutos de búsqueda encontraron la minúscula cámara wifi oculta en una moldura del techo. Estaba operativa, pero no había más cables que el que le suministraba la corriente.

-¿Tú que dirías que hace esta cámara aquí, Sherman?

-Yo creo que es una trampa. Un señuelo para averiguar si les seguimos los pasos. Si, eso debe ser. Mucho me temo que acabamos de poner toda la operación en peligro. Tenemos que movernos, ¡ya!

-Pero, ¿no vamos a rastrear ese wifi para averiguar quien está monitorizando esto? No es un sistema de largo alcance, seguro que están cerca y podríamos dar con ellos.

-Llamaremos a central para que envíe a alguien, Steve. Piensa un poco: si nos han visto, ahora mismo tienen que estar limpiando todos los rastros y avisando al tal Ewans. ¡Tenemos que cogerle, ahora o nunca! ¡Vamos al coche cagando leches!

Salieron a escape dirección Norte, conduciendo a toda velocidad por las tranquilas calles de aquel barrio residencial, mientras ponían sobre aviso a Marcia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s