Hoy descripción de personajes y situaciones.

El descampado se convierte por unos días en una calle estrecha y ruidosa con las aceras plagadas de trampas para atrapar a la muchedumbre. Los arteros feriantes en sus puestos se valen de los niños para atraer los monederos de sus padres; estos pasean zigzagueantes, con paso distraído, tropezando sin disculpa y procurándose apenas un paso imposible mientras resisten los continuos tirones de tiernas manitas con antojo de un muñeco, no, ¡de un dulce!, ¡no!, ¡de montarse en una atracción!

Ojos negros cansados de tanto trasiego los miran pasar detrás de unas pocas hileras de turrones y dulces que no encontraron hogar en navidades. La cola que doma su sediento pelo entrecano le tensa las arrugas de la frente y apuntala su sonrisa desvaída que cierra al amanecer, ¡a dos euros si te llevas tres, morena!, y cada nuevo amanecer se levanta para viajar, o para vender, o para darle el pecho a un pequeño feriante.

Una voz atronadora anuncia maravillas imposibles desde las almenas de hojalata para que el ejército de transeúntes sitie su castillo de promesas incumplidas. Mientras pregona los boletos sus espesas cejas y sus ojos de hurón envían señales a la tropa de empleados de la tómbola para que rodeen al enemigo y siembren entre ellos el infortunio de papel, de a euro la tira, que una mano inocente después convertirá en desencanto. De vez en cuando hay regalo, a veces para uno que compró, otras con un hilo de codicia atado para que vuelva.

Entre el gentío circulan sombras cargadas de camisetas falsas, falsas gafas de sol, abalorios falsos y sufrimiento del auténtico, del de marca, inmunes a la noche, afortunados seres que vencieron al mar y alcanzaron la playa para caer en las redes de la miseria de un mundo que tiene tanta luz que importa las sombras. Tal vez son los únicos que se alegran cuando un globo se escapa y vuela, deseando que el helio le aguante para llegar libre a los cielos que dejaron atrás.

Pronto volverá el descampado, se irán las nubes rosas de algodón, callarán los altavoces, se perderá el eco de las risas y el viento barrera el humo de los cohetes. Será entonces la feria de los grillos y las chicharras, el desfile de los gorriones y el tiovivo de las ratas. La alegría nòmada dejará sin dormir a otros vecinos y dará de comer malamente, como acostumbra, a su aldea de caravanas.

Anuncios

One thought on “Hoy descripción de personajes y situaciones.

  1. Por un momento, lo que he tardado en leerlo, me has teletransportado a mi infancia, cuando en Plasencia, mi ciudad natal, las Ferias se celebraban en el Parque de la Coronación. ¡Qué tiempos aquellos!, donde nos matábamos a trabajar, llevando y trayendo, en sus respectivos carritos, bidones de agua para que los feriantes y/o nosotros mismos limpiásemos de polvo las atracciones a cambio de fichas para después tupirnos a montar en todas ellas.

    Gracias por hacerme recordar, una vez más, aquellas cosas que viví de niño, las mismas que revivo de vez en cuando a través de los maravillosos recuerdos que aún conservo almacenados en algún lugar de mi cerebro.

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s