El planeta de los monos.

Resumen de las entregas anteriores: una nave espacial aterriza en un planeta extraño donde los simios son la raza dominante, manteniendo en la esclavitud a los seres humanos. Tras diversas peripecias, el comandante Winchester llega a una playa donde descubre una gigantesca estatua semi enterrada en la arena…

-Madre mía, ¡que asco de planeta! ¡Mira lo que han tirado ahí en medio de la playa!

-¿El qué, jefe?

-¿Que va a ser, Gutiérrez? ¡La estatua, coño, la estatua!

-Ah, eso. Es una monada, ¿no?

-¿Y que iba a ser si no? ¡Si aquí todo es una monada! ¿No ves que no hay más que monos por todos sitios?

-Ya, pero es una monería, ¿verdad?

-Y dale. ¿A que te meto con la zapatilla?

-Pos el caso es que me suena la tia esa, jefe,  con su corona y eso de ahí que parece una antorcha…

-Si, claro, ahora va a resultar que es la Cibeles…

-Tiene un parecido, ¿no?

-Si, ¡se parece lo mismito que un abejorro a un pavo! Anda, tira p’alante y sigue buscando mejillones, si no quieres volver a cenar platanos.

-¡Joder jefe! ¡Ni me los nombres! ¡Platanos al horno, en ensalada, al punto de nieve, croquetas de platanos, al pil pil, en tortilla, confitados, a la piedra, en infusión, montaditos de platanos, hasta ¡gin tónic de platano! ¡Joder! ¡Malditos monos! ¿Es que no podían evolucionar en condiciones y poner un menú decente? Me salen los platanos ya hasta por las orejas. 

-Pues ya sabes, busca.

-Podrías ayudar un poquito, ¿no?

-Podría, si. Pero ¿ves esto de aquí?

-Lo veo.

-¿Y qué es lo que dice?

-Comandante Winchester. 

-Y ¿Sabes lo que quiere decir?

-Pues… ¿que tú eres el jefe?

-Afirmativo. Y por eso tú buscas mejillones y yo me fijo en las estatuas de tipas raras semienterradas en las playas de los planetas raros.

-Pos ya me gustaría también a mí dedicarme a hacer tontás y que otros me trajeran la comida…

-Haber estudiao.

-Ya estamos…

-Anda, anda, ¡tira pallá que seguro que hay más en esas piedras! ¡Y a ver si me encuentras algún cangrejo, que tengo antojo!

El sol se ponía una vez más sobre el mar de aquel planeta tan mono mientras los visitantes se esforzaban por darle un poco de alegría al menú del día. 

No continuará…

Anuncios

2 thoughts on “El planeta de los monos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s