Todo cargo… (3)

-Allí al fondo parece que hay luz.

-Vamos p’allá.

Bajo la penumbra de una alcantarilla había varias ratas peleando por una sucia bolsa de desperdicios.

-¡Al fin! ¡Gente normal! Ya pensaba que en este planeta solo había gigantes pirados.

-Pero ¿No les notas algo raro…?

-Pues… no, la verdad.

-Míralos bien: ¡Solo tienen cuatro patas!

-Ah, eso. Si, puestos a contar… pero mira aquella del final, la de gris con mechas. ¿La ves?

-La veo, ¿y?

-Pivón.

-Tú estás fatal. Tienes que dejar esas pastillas.

Sin molestarse en contestar, Notar443 se lanzó a la conquista de la hermosa rata. Los tres meses de abstinencia encerrado en aquella nave habían hecho serios estragos en sus gustos. Y en sus principios.

La rata le recibió alzando sus patas delanteras en actitud amenazadora. Atar23 se colocó tras el para tratar de retenerle, pero Notar334 ya estaba lanzado.

-Déjala, creo que esa no está para muchas fiestas.

-Quita, quita, que seguro que le va la marcha.

Y se puso a emitir feromonas como si lo fueran a prohibir. Sin resultado: La rata le arañó el hocico con sus garras.

-No lo entiendo. Normalmente no se me resisten de esta forma.

-Normalmente no estás sobrio para darte cuenta. 

-Vaya, ¡para que quiere uno enemigos!

-Calla, que si no fuera por mí estarías ahora mismo en la carcel en Gresmus IV.

-¡Pero si aquella tipeja solo se resistía para darle emoción al asunto! 

-Claro, y el novio cogió el desintegrador solo para sacarle brillo. En fin, vamos a dejarlo que estos se están poniendo agresivos.

-Oye, ¿y si le ofrezco algo de pasta? 

-Tu verás. Pero me parece que estos cuatro-patas no tienen muchas luces…

-Como los de ahí arriba. ¡Vaya mierda de planeta! 

-Hablando de mierda, mira lo que están comiendo esos de ahí.

-¡Me cago en…! ¿A donde nos han mandado? ¿Se puede ser más guarro?

-Venga, vamos a subir por ahí. Prefiero a los de arriba, por lo menos no dan tanta grima.

Al salir por la alcantarilla, varios metros más arriba de donde habían aparcado la nave, pudieron ver desconcertados como la estaban cargando en uno de sus vehículos.

-Oigan. ¡Oigan! Pero… ¿Que se supone que…?

El vehículo comenzó a moverse en ese mismo instante, llevándose su nave.

-Corre, tío, que nos están robando la nave -apremió Atar23 a su amigo – ¡Tenemos que subirnos a esa cosa como sea!

Y aprovechando la escasa gravedad dieron un gran salto, impulsándose en sus fuertes extremidades traseras, para vencer la distancia que les separaba del vehículo de aquellos mangantes de naves espaciales.

Tras caer con bastante estilo de aquel salto tan increíble fijaron la vista en su hermosa nave, la que les había llevado hasta allí, la que había sido su hogar los últimos meses.

La que se iba haciendo más y más pequeña conforme se alejaba de ellos.

El caso es que se han dejado en la nave el dispositivo traductor universal. ¿Cómo podrán averiguar dónde se la han llevado para poder recuperarla?

A. Preguntando.

B. Por señas 

C. Usando el dispositivo traductor universal de bolsillo. Si, hombre, el que llevan en la mochila estándar de explorador de segunda clase. ¿La azul? No, la roja, la que lleva bolsillos. Esa, si esa. La que se han dejado también dentro de la nave.

Anuncios

2 thoughts on “Todo cargo… (3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s