Dudo, luego escribo.

¿No tendrá un punto de soberbia este oficio de escribir?

¿No será que caemos en lo pretencioso, que nos volvemos fatuos y que, encumbrados en nuestra idea de lo perfecto, abusamos de lo necesario y nos perdemos en formas y figuras?

¿Acaso escribimos como hablamos?

¿Cuánto sobra de todo lo que escribimos? ¿Cuánto es adorno, cuánto se queda en la superficie, cuánto dice tanto para en realidad no decir nada?

¿Por qué me persiguen tantas dudas? ¿A qué tanta vuelta, tanta palabra rebuscada y tanto adjetivo inútil?

¿Dónde está lo justo? ¿Cuál es el término medio, la medida, la cantidad y la forma de la verdad desnuda?

¿Por qué escribo esto usando precisamente las maneras que desdeño?

¿Es que no hay otra forma?

Anuncios

15 comentarios en “Dudo, luego escribo.

  1. Sí, hay miles de manera distintas de escribir, pero ninguna que ser asemeje al hablar. Y es que al escribir no contamos con el apoyo de nuestro rostro, nuestras manos o el tono de nuestra voz para que hagan el trabajo que no hacen las palabras, así que nos vemos obligados a usar esa parafernalia para dar a entender lo que a nuestro discurso le falta.

    Me robo este discurso, por todas sus preguntas… para no tener el nombre sólo de adorno. 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Estoy de acuerdo y tengo las mismas dudas. Me refería a que como buenos animales de costumbres, terminamos por modelar lo que queremos decir a muchos con las armas que pueden convencer a gente cercana y conocida…
    (Más o menos, porque ahora también podría dudar…)Saludos

    Le gusta a 2 personas

  3. Quizás no escribimos como hablamos, porque no solemos hablar como realmente pensamos. También creemos que lo escrito quedará para muchos, mientras que lo que hablamos suele llegar a unos pocos y buscamos que nuestras ideas y tergivesaciones sobre el papel sean de muy “amplio espectro”. Total: que al final nos leen en diagonal y saltan a otra cosa.

    Le gusta a 1 persona

    1. Son planos distintos de la realidad y cada uno tiene sus propias reglas y elementos: Pensar, hablar y escribir implican maneras diferentes de organizar y expresar las ideas, aunque tengan mucho en común, sobre todo hablar y escribir. Pero al escribir se pierde toda la comunicación no verbal, y ese hueco demanda más palabras.
      Esa es la cuestión, ¿qué importa más, el contenido o la forma?

      Le gusta a 2 personas

  4. Cada uno debería poner sus propios límites en cuanto a adornos y esas cosas, ¿no?
    Cada escritor/lector es único y por lo tanto también su manera de narrar/procesar una historia. Eso es lo bonito ¿no?
    Yo, por mi parte, creo que me paso escribiendo como hablo….pero claro, esto es como quien tiene el pelo liso y lo quiere rizado.
    Besos😘

    Le gusta a 5 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s