¡A la caza de personajes!

Hoy sábado toca empujar carrito. Como tantas familias que afortunadamente podemos hacerlo, y lo valoras más si piensas en tantas que no pueden, salimos de compra a patear hipermercados para llenar el frigorífico. 

Y ya era hora, porque ayer lo abrí para beber agua fría y me encontré en medio del descampado a dos ratones con una pancarta que decía: “id YA al carrefú”.

Día de colas, de saludar a un conocido para seguir encontrándote con él en todos los pasillos, “¿qué? Otra vez ¿no? Jijí jajá”, hasta que ya no sabes qué decirle, de sacar del carrito con disimulo los antojos que vuelven a meter los niños con más disimulo todavía… Día de compras, de gentío, de corredores de bolsa cargados a dos manos maldiciendo haber aparcado tan lejos. Y también día de personajes.

Porque hay gente por todos sitios, y mientras esperas en la carnicería o en la fila de las cajeras, puedes entretenerte en convertirlos en ese villano que te falta, en el poli corrupto que en realidad viene a recoger su sobrecito a la cafetería, en la enamorada despechada que abre la caja de pastillas o en el viejo sabio que reconoce los melones sin necesidad de sobarles el culo.

Gran día este para el escritor, siempre encerrado en sus pensamientos, pues puede contemplar el curso de la vida y robarle la biografía a la gente común que le rodea.

¡Solo hay que saber aprovecharlo!

Anuncios

6 comentarios en “¡A la caza de personajes!

  1. Mi día de compra son los viernes, con el estómago vacío (cosa que no se debe hacer) según salgo del trabajo voy al híper… cara de cansancio, sueño y hambre, no me quedan energías para mirar a los de mi alrededor.
    Lo único que se me ocurre en esas circunstancias es echar la primitiva y esperar que me toque en gordo y me traigan la compra a casa.
    Un abrazo, Israel.

    Le gusta a 1 persona

  2. Totalmente de acuerdo : ya he vuelto al Carrefur y he “identificado” a un estafador, dos posibles asaltantes, un madero camuflado, una insatisfecha luciendo marido y un niño que espero que envíen a Marte algún día. ¡Menudo ejercicio de “documentación” la compra sabatina!

    Le gusta a 1 persona

  3. Relato ameno, original y lacónico; pese a ello, considero que, para que su presentación no desmerezca el trabajo del autor, habrías de subsanar algo que no está expresado tal y como debería, según la entidad que tú sabes…, y teniendo en cuenta que sería suficiente con poner una (s) o, en su defecto, anteponer una (a) y añadir una (r) al final del vocablo compra, imagino que la sugerencia no te supondrá esfuerzo alguno.
    ¡Feliz día de compras para ti y los tuyos!
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s