¡Dígaselo con flores!

Ramón ya iba a subir a su furgoneta cuando vio el papelito amarillo en el parabrisas con noticias del ayuntamiento: Dos ruedas sobre la acera. Cien euros.

-Maldita sea, ¡que se jodan! – pensó mientras rompía la multa y arrancaba a toda prisa para hacer la próxima entrega: un ramo de tulipanes a cuatro manzanas de allí.

Adoraba su trabajo, siempre entregando noticias agradables, poco estrés, un sueldo razonable y muy poco control: cargar a primera hora, repartir y hasta el día siguiente. Todo consistía en completar cuanto antes la ruta para tener más tiempo libre.

-Bien, este ya está. ¡Menuda cara ha puesto cuando ha visto el ramo! Esa seguro que se abre de piernas esta noche…

Comprobó la lista de reparto y, tras calcular el tiempo que invertiría en entregar los encargos que faltaban, decidió que tenía tiempo para pasarse a tomar un café con Susana en el centro comercial donde ella trabajaba. Miró de pronto al compartimento de carga y pensó que no se iba a notar mucho si cogía una flor de aquí y otra de allá y aparecía con un ramo para sorprenderla, como cada día.

Una hora y varios besos más tarde volvió a su ruta. Sólo le quedaban cinco entregas. Si sabía organizarse podría estar en casa con tiempo de ver un rato la tele antes de comer. De hecho, ¡que casualidad!, una de las entregas era en su misma calle, así que la dejó para el final.

Tras entregar unos crisantemos en una oficina del centro, darle un ramo de rosas al portero de un edificio porque el ascensor estaba averiado y tampoco era cuestión de subir seis plantas por las escaleras, pasarse por el supermercado a comprar el pan y el periódico, y soltar los dos ramos restantes a toda prisa en un cliente habitual, llegó por fin a su calle para entregar el último ramo.

Casualmente el número era el de su mismo edificio. Perfecto, pensó, aparco aquí, suelto esto y ¡hasta mañana!

Cogió el ramo y al leer la nota de pedido comprobó perplejo que iba a su nombre. Si, por extraño que pareciera, ¡ese ramo era para él!

-Pero.. ¿esto como puede ser? Seguro que es cosa de Susana… Vaya, vaya, rosas rojas, ¡si que se ha rascado el bolsillo! ¡Es que la tengo que querer…!

Ilusionado, cogió el ramo y sacó el sobre que había entre las flores, loco por leer la nota de su enamorada. Quería saborear el momento. Encendió un cigarrillo, se sentó en la parte de atrás de la furgoneta y rasgó cuidadosamente la solapa del sobre.

Por la presente le notificamos que queda extinguida su relación laboral con nuestra empresa con fecha de hoy. Le rogamos que pase por nuestras instalaciones mañana a primera hora para firmar su liquidación y devolver los medios que hemos puesto a su disposición: su acreditación, su uniforme y su furgoneta equipada con localizador gps.

El ramo que acompaña esta carta es un obsequio de esta firma para su novia Susana: hemos creído conveniente que por una vez reciba unos de nuestros ramos… que realmente fuera para ella.

Atentamente.”

Anuncios

15 thoughts on “¡Dígaselo con flores!

  1. Si lo lees sin más, es decir, sin detenimiento, el relato resulta ameno; pero si lo haces con detenimiento, observas que, además de aportar descrédito, el que ha redactado la carta de despido no anda muy sobrado en cuestiones sintácticas. En qué me baso, pues en que llama mucho la utilización de los adjetivos posesivos en la parte final del primer párrafo, en lugar de usar el artículo femenino correspondiente, ya que en realidad el repartidor no era dueño de nada. En cuanto a lo de restar credibilidad, viene a cuenta de que se sobreentiende que a través del GPS y los sistemas de geocalicación le situan fuera de la ruta diaria, pero ¿cómo saben que se dedica a quitar una flor de cada ramo para obsequiar a Susana? “Espero que no me salgas con que habían instalado una cámara oculta en el vehículo”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s