Todos somos inmigrantes.

Las fronteras solo existen en los mapas. Nunca vi una línea en el suelo que indicara donde termina un país y empieza otro.

Puede que haya quien quiera dibujarlas, con ladrillos, barreras o alambradas, pero éste es un empeño inútil. La tierra es una esfera y cualquier línea de su superficie proyectada hacia el interior converge en un único punto, el centro de la tierra. Creo en la geometría, no en la política.

Puede que haya quien diferencie a las personas por su piel, por sus rasgos, por sus genes o por su árbol genealógico, pero sería absurdo porque todos descendemos de un mono que se bajó de un árbol. Creo en la biología, no en la política.

Puede que haya quien agrupe a las personas según sus creencias, su idioma o su cultura, pero no existe ningún recipiente que sea impermeable a las ideas, lo que hace imposible empaquetar a las personas según su forma de pensar. Creo en la tolerancia, no en la política.

Y puede que exista quien margine a las personas porque se trasladan a otro lugar, o porque lo hicieran sus padres o sus abuelos, cuando absolutamente todos los seres humanos descendemos de emigrantes, y en último extremo todos sin excepción provenimos de un lugar en el centro de África.

Yo creo mucho más en la humanidad que en cualquiera de las formas de dividirla en grupos y enfrentarlos unos con otros. La política es la ciencia de la confrontación por definición, la más interesada de sus invenciones y posiblemente una de sus peores lacras. La política es el arte de convertir a las personas en instrumentos con un único fín: el poder.

Todos somos inmigrantes en único país: la tierra.

Anuncios

9 comentarios en “Todos somos inmigrantes.

  1. Por un lado, hacerte saber que concuerdo contigo casi al cien por ciento con la argumentación implícita en este lacónico escrito; por otro, hacerte saber que, cuando donde puede ser sustituido por en qué lugar, has de colocar una tilde según las normas contempladas en… y, siguiendo las indicaciones de la misma obra académica, cuando el vocablo tierra se refiere al planeta: ha de iniciar con mayúscula.

    Le gusta a 1 persona

  2. Esos paraleos de “creo en… no en” son geniales. Y con los que comulgo desde hace años. Siempre me he considerado, primero y ante todo, humano. Un ser humano como todos los otros de mi misma especie, y con los años he aprendido que todo lo demás son construcciones culturales que cambian, mutuan, se destruyen, nacen… Que son efímeras.

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Genial, Israel! Expresas muy precisamente lo que pienso yo, y con frecuencia hablamos de eso en casa con mi familia. Consideramos a nosotros como ciudadanos de la tierra. Pero, mira, dices que “Nunca vi una línea en el suelo que indicara donde termina un país y empieza otro”. Entonces ¡Welcome to Russia! Tal línea existe realmente alrededor de mi país, es la severa herencia de la dictadura soviética, creada no sólo para que nadie entre al país, sino que ni un ratoncillo no se atreva abandonarlo. ¡Qué tontería de vardad! Estoy totalmente de acuerdo contigo. Gracias por la entrada. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s