14 de febrero, día mundial del genocidio floral.

Hoy es ese día en que la gente se regala cadaveres de plantas para quedar bien.

Hay vegetarianos, animalistas, veganos y otras mil filosofías con las que la gente empatiza con el sufrimiento de los seres vivos, pero hoy, ¿quién levanta un cartel prostando por todas esas flores muertas? ¿Quién les guarda duelo? ¿Quién lamenta sus vidas frustradas?

Nadie.

Lo llaman romanticismo, incluso amor, argumentan de mil maneras y desde poetas a enamorados, desde artistas a comerciantes, todos ven bien que se sacrifiquen millones de las más hermosas criaturas de la naturaleza, no por hambre o necesidad, ni por alguna utilidad, sino sólo por aparecer con un ramo de plantas muertas.

Han de saber que esas flores no son hermosas para su persona amada, sino para los insectos, para sobrevivir y perpetuarse, pues esos colores y aromas fruto de la evolución no se crearon para el primer bobo que pasa por una floristería ni para la segunda boba que se lo agradece con unas pocas carantoñas.

Han de entender que toda esa belleza robada no se puede comprar, ni siquiera con la mejor de las intenciones, porque regalar una flor significa matar a un ser vivo. Y contra más hermoso el ser destruido, menos poética es su destruccion.

Nada más triste que ese tanatorio vegetal que es el escaparate de una floristería. Si te gustan las flores date una vuelta por un jardín, contémplalas vivas y hermosas, huele su perfume, toca sus pétalos, dibujalas, cantales o escríbeles una poesía. Pero no las metas en una tumba de celofán porque eso te convierte en un genocida floral.

¿Te gustan las flores? ¡Ámalas, joder, pero no las mates!

Anuncios

14 comentarios en “14 de febrero, día mundial del genocidio floral.

  1. Es contradictorio que el amor lleve a tomar unas tijeras para cortar una flor o a sacar un cuchillo para tallar un corazón con una flecha, ya sea, con las iniciales de la pareja en cuestión, o con un “I love you”, sobre la corteza de un pobre árbol que no tiene voz para decir que no. Esos gestos, aunque se lleven a cabo con buenas intenciones, no son románticos, son agresivos.
    Un abrazo Isra

    Le gusta a 1 persona

  2. Hay un dicho ” Corta un flor y la veras bonita un día, riega el rosal y tendrás belleza toda la vida”
    Es cierto que el día de hoy no es más que para fomentar el consumismo, al igual que el día del padre, de la madre etc.
    Pero es el mundo que nos ha tocado vivir. Yo seguiré regalando plantas que den flores y no flores para un día. Saludos.

    Le gusta a 3 personas

  3. Sin intención de restarle importancia ni calidad a tu elaborado y bien narrado escrito. Me gustaría plantearte una pregunta. ¿Te has parado a pensar que si no fuera por lo que persigue el consumismo, ni siquiera habrían sido cultivadas? Es decir, ni siquiera habrían surgido de manera natural infinidad de especies.
    No creas que estoy tratando de convencerte de nada, sencillamente he leído tu escrito y me ha apetecido aportar otra prespectiva. ¡Que suerte tuvieron las amapolas y las magarzas, al no formar parte de las flores preferidas de ese ser que se tiene por encima de las demás especies, leyes…!

    Le gusta a 2 personas

    1. Ese argumento funciona también con la ganadería brava. En realidad lo que he argumentado no se sostiene, pues si lo aplicamos también a las verduras, los cereales, etc. tendríamos que vivir del aire.

      La cuestión es el aura poética y romántica con que se rodea todo este destrozo. ¿Hay que matar una planta para decir te quiero cuanto es tan sencillo como regalarla viva con su macetita y todo?

      Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s