Fantasma no responde por los efectos secundarios.

Ayer fui a buscar al fantasma de las navidades pasadas y no le encontré en casa. Pensé que seguramente andaría por ahí amargándole las fiestas a algún desgraciado, o tal vez estaría volando por la ciudad arrastrando a algún avaro en camisón de dormir. En estas fechas suele estar muy cargado de trabajo.

Me puse a buscarle por los alrededores. Sabía que iba a ser complicado dar con él, y mucho más poder robarle un momento, pero el asunto no podía esperar. ¡Dónde están los fantasmas de los cuentos cuando se les necesita! Ni rastro de él por los alrededores. Nadie le había visto por las tabernas, los comercios o las casas vecinas.

Cuando ya iba a desistir le vi aparecer volando por una calle lateral. Empecé a hacerles señas como si estuviera guiando a un Boeing 747 y al verme bajó y se paró extrañado ante mí.

-¿Le ocurre algo a usted o es que solo trata de llamar la atención?

Vaya, un tipo vestido como el secretario de Lincoln que aparece volando me dice que yo quiero hacerme notar. Empezamos bien.

-Solo quería hablar un momento con usted.

-Pues sea breve, por favor, tengo mucho que hacer.

-Será solo un momento. No sé si me recordará, vino usted a verme el año pasado.

-La verdad es que no, visito a mucha gente, ya se imaginará usted que…

-Es normal. Soy Emilio Solís, del barrio alto…

-Espere… ¿Farmacéutico, casado con tres hijos, egoísta, deprimido y amargado, ligero complejo por su baja estatura que compensa tratando a todo el mundo con el pie y además se cree importante porque tiene un adosado y un Mercedes?

-El mismo. Pues verá, todo eso ha cambiado. Ahora soy otro hombre: me preocupo por los demás, colaboro con instituciones benéficas, trato mucho mejor a mi familia y me esfuerzo por ser mejor persona.

-Eso está bien, hombre. Si todo el mundo fuera como usted yo no tendría tanto trabajo…

-Ya, pero desde que vino hay algunas cosas que echo en falta.

-Oiga, ¿Qué está insinuando? Yo llevo muchos años en esto, he entrado en miles de casas y jamás me he llevado nada…

-No, no me malinterprete. No le acuso de nada. Al contrario, le agradezco su visita, pero, mire, en casa ya no somos felices. Ahora sufrimos mucho: por los que padecen, por los desamparados, los que no tienen nada…

-¿Y eso que tiene que ver conmigo? Según mi convenio yo tengo que despertar los buenos sentimientos que ustedes mismos tienen dentro. Solo eso, hacer que afloren. El resto es cosa suya.

-Ya, ya, pero, ¿No podría devolvernos un poco de indiferencia? Esto es horrible. Sin ella todo te afecta, todas esas catástrofes y desgracias… ¡no hay quien vea un informativo! Ya no puede uno aislarse ni siquiera un poco de los problemas de los demás.

-Lo siento, pero eso no va a ser posible. La indiferencia es el precio a pagar para ser feliz en este mundo. Y todos ustedes tienen una deuda enorme. La suya en concreto era tan grande que me temo que se haya quedado sin saldo.

-Entonces, ¿qué puedo hacer?

-Trate de ser feliz de otra forma.

-Eso es fácil decirlo, pero, ¿cómo?

-Por ejemplo ayudando a los demás. La felicidad no entiende de matemáticas: cuanto más se reparte, más crece. Y ahora, si no le importa, tengo muchas conciencias que remover.

-Por supuesto. Gracias de todas formas y que usted lo asuste bien.

Confieso que quedé bastante decepcionado. Pensé incluso en quejarme al sindicato de fantasmas pero, ya camino de casa, empecé a darle vueltas a sus palabras. Repartir la felicidad. Así que solo se trataba de eso, ser feliz haciendo felices a los demás. Podía funcionar.

Y volví a cambiar. De hecho, ahora todo va mucho mejor. Pero esa es otra historia. Eso sí, ya puedo deciros algo propio de estas fechas con mucho más fundamento:

¡Muchas felicidades a todos!

Anuncios

13 thoughts on “Fantasma no responde por los efectos secundarios.

    1. Muchas gracias, y muchas felicidades!!
      Como le he contestado a Antonio, esa era la idea original, pero tengo que hacer algo mejor, con o sim toque de humor. El humor, la risa, la comedia, son también herramientas para transmitir emociones e ideas. A veces más complejas incluso que otros géneros. Es donde me siento más cómodo, de ahí que creara al profesor Nippu para darle salida a mis pequeñas locuras.
      Pero no sé si es el tono apropiado para un texto solidario, puede ser chocante trivializar sobre situaciones tan trágicas, que merecen todo el respeto.

      Le gusta a 1 persona

  1. Hay algo que no logro entender, porqué buscar al fantasma de las navidades pasadas en estas? Es algo ilógico, lo normal sería buscar al de estas. Creo que eso de remover conciencias esta harto complicado, estamos tan cansados de ver en televisión, pobreza, miseria, dolor ajeno y penurias, que ya tenemos un callo muy duro, y si hay alguno que le quede un poco, cambia de canal para no gastarla. Es duro decirlo, tan duro como el callo que se nos ha formado.
    Haber si con tu historia y mucho trabajo por parte del fantasma que sea, se ablanda alguna que otra. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es lo que ocurre cuando uno anda robando personajes, ahora me pones en duda… Que yo recuerde, porque hace mucho tiempo que no leo a Dickens (mal por mi parte), el fantasma tenía ese nombre, pero no tiene mayor importancia. Pero has captado la esencia, el texto es más duro de lo que parece a simple vista, solo que lo he vestido de cuento y le he dado un tono ligero para ocultar un poco el trasfondo: la indiferencia, ese cáncer de la sociedad moderna que nos permite pasar de puntillas sobre las tragedias humanas sin que nos afecten y que nos da la excusa perfecta para no hacer nada. Este cuento en realidad era un intento de texto solidario (¡tanto pedir colaboraciones y todavía no he escrito la mía!!), pero dí un volantazo y tiré por otra calle.
      Al menos ha servido para felicitaros a todos, en lo que lógicamente te incluyo, Antonio.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s