La tragedia que llevó a Bob Dylan a ganar el Premio Nobel de Literatura de 2016

Resiliente magazine

Año con año el resultado del Premio Nobel de Literatura es criticado por todas las razones del mundo. Que yo quería a Murakami, que Fuentes merecía un Nobel, que nadie conocía a Aleksiévitch, que Le Clézio no lo merecía o mil cosas más impactan en los trending topics año con año en el mundo de las letras. Y es cierto que Tranströmer, Yan, Munro o Modiano no son nombres que aparecen diariamente en el lenguaje de los millenials, de los hispters, de los fresas, de los wanna be o siquiera de los que trabajan en literatura en sus tesis doctorales, a menos que sean ellos el centro de sus investigaciones. Evidentemente tampoco surgen comúnmente estos nombres en cualquier conversación de café en este país o en otros muchos.

Por ello, la noticia de hoy tiene un gran sabor amargo en la victoria de Bob Dylan como Premio Nobel…

Ver la entrada original 230 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s