Me sigues, te sigo pero… ¿a dónde?

Quid pro quo. Hoy por ti y mañana por mí. Llámalo como quieras, pero si tu me sigues a mí y yo te sigo a ti, entonces  ¿a dónde vamos los dos?

Yo sinceramente no lo sé, ni pretendo saberlo. Solo estoy en el camino. Para mí no hay más horizonte que el siguiente paso. No guío. No llevo. Solo sigo. Lo único que puedo ofrecerte es compañía, y tampoco te pido más.

Si seguirnos es seguirnos, sigámonos. Si es perdernos, sea, que perdido andaba ya. Y si seguirnos es subirle una cifra a la autoestima, pues nos la subimos, y será bueno para los dos.

Así que ¿me sigues? ¡te sigo! ¿A dónde? No lo sé.

Y si tú lo sabes, entonces yo tampoco.

Anuncios

2 thoughts on “Me sigues, te sigo pero… ¿a dónde?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s